El estrés y nuestra actitud
ante la vida.


Tener una actitud positiva ante la vida, no quiere decir vivir sin problemas; significa enfrentarlos y resolverlos adecuadamente, teniendo confianza en nosotros mismos. Cuando nuestra actitud es adecuada, disminuye nuestro nivel de estrés y aumenta nuestra capacidad para disfrutar de la vida.



¿Cuál es tu actitud ante la vida?

Tú eliges.


"La felicidad es fundamental para cada persona, nadie quiere sufrir.
Y la felicidad proviene, principalmente de nuestra actitud, más que de los factores externos.
Si tu propia actitud mental es correcta, aun si te mantienes en una atmósfera hostil, te sentirás feliz".
Dalai Lama (Líder espiritual del budismo tibetano).



¡Conoce mi nuevo libro!
"No sufras las crisis, RESUÉLVELAS"!
Descubre cómo superar las crisis, vencer el estrés,
mejorar tu autoestima y resolver los problemas.

Haz click en la foto:

Esta sección te ayuda a:


1.- Entender la relación entre estrés y actitud ante la vida.

2.- Conocer los elementos que constituyen una actitud optimista.

3.- Saber qué hacer.





La relación entre estrés
y actitud ante la vida.


El estrés y la actitud que tomamos ante la vida, están íntimamente relacionados.

Cuando vivimos constantemente estresados, afectados por los problemas físicos, psicológicos y emocionales, relacionados con el estrés, la actitud que tomamos ante la vida se altera.

El malestar, tensión, diferentes dolores que sentimos, la dificultad para concentrarnos, para tomar decisiones, etc. y las distintas emociones asociadas al estrés, modifican:

  • Nuestra percepción de nosotros mismos y del mundo que nos rodea,



  • nuestra forma de:

    • pensar,

    • sentir y

    • actuar.

Por otro lado, la realidad que vivimos, la percibimos y calificamos a través de dicha actitud, por lo que ambos aspectos se afectan mutuamente.

Dos personas con diferente actitud, por ejemplo un pesimista y un optimista, una persona con buena autoestima y una con mala o una persona pasiva y una activa, ven y viven una misma situación, de una manera diferente.
Dicha actitud, puede hacer que percibamos una situación mejor o peor, viviéndola con mayor o menor estrés.

Sin embargo, nuestra actitud ante la vida, como cualquier otra actitud, es aprendida y por lo tanto, puede ser modificada.

Si la cambiamos, trabajando sobre los diferentes elementos que la componen, nos vamos a enfrentar a los problemas de una manera distinta, más positiva, con mayor flexibilidad y apertura, con más herramientas, etc. y vamos a poder eliminar, disminuir e incluso impedir, que el estrés nos cause problemas.


regresar al índice.





¿Que significa una actitud positiva?


¿Se puede ser feliz cuando tenemos problemas o estamos estresados?
Definitivamente sí.

Depende de nuestra actitud ante dichos problemas y ante el estrés.
Tener una actitud positiva no significa, únicamente, de ser optimista, implica tener los siguientes elementos:





Optimismo objetivo y responsable.

¿Qué significa optimismo objetivo y responsable?

Generalmente se piensa, que ser optimista, es ver sólo los aspectos positivos de una situación.
Desde mi punto de vista, esto es negar parte de la realidad.

Un optimismo objetivo y responsable es ver toda la realidad, tanto sus partes negativas como las positivas, estando conscientes que, con nuestro trabajo, el resultado va a ser positivo.
Reconocer los aspectos negativos implica, saber cual es nuestro punto de partida, pero trabajando para no quedarnos atrapados allí.

A partir de reconocer los aspectos positivos, nos responsabilizamos, buscamos la solución y trabajamos en el problema o situación desagradable, para obtener los resultados que queremos o el mayor beneficio.


regresar a los elementos.





Autoestima sana.


Tener una autoestima sana significa, reconocer nuestro valor como personas, independientemente de nuestras cualidades y defectos.

Amarnos, aceptarnos y confiar en nuestra capacidad, para enfrentar los problemas de la vida y resolverlos adecuadamente, utilizando nuestras habilidades o buscando la ayuda de los demás, cuando lo consideramos necesario.


regresar a los elementos.





Autocontrol emocional.


Cuando tenemos autocontrol emocional, somos nosotros controlamos quienes a nuestras emociones, en lugar de ser controlados por ellas.

Esto no significa que vamos a dejar de sentir tristeza, enojo, dolor, etc., ante ciertas situaciones.
Estas son emociones asociadas a situaciones que no podemos evitar.

Pero nosotros decidimos cómo, cuándo y de qué manera expresamos dichos sentimientos, ya que estos pueden ser vividos de una manera adecuada o inadecuada.
Además, nosotros controlamos que la duración e intensidad no sea exagerada y desproporcionada.


regresar a los elementos.





Vivir el presente.


Cuando vivimos el presente, podemos tener una actitud positiva, libre de estrés.

La culpa, el arrepentimiento y la preocupación, se originan cuando vivimos en el pasado.
La angustia, el temor y la preocupación, cuando estamos en el futuro.


regresar a los elementos.





Actitud activa.


Cuando nuestra actitud es activa, somos nosotros quienes elegimos la vida que queremos y hacemos lo necesario para lograr nuestras metas.

Cuando tomamos una posición reactiva, nuestra vida esta dirigida por los caprichos deseos y emociones de los demás o simplemente por las circunstancias y nosotros reaccionamos o tratamos de adaptarnos a lo que sucede.

En el primer caso, la responsabilidad es nuestra, pero al tener el control, sabemos que podemos tener buenos resultados y que siempre podemos luchar por mejorar o por lograr lo que deseamos.
En el segundo caso, nos sentimos víctimas y constantemente limitados, por lo que nos es sumamente difícil, sentir que en nuestras manos está nuestro bienestar.


regresar a los elementos.





Sentido del humor.


Contrario a lo que se piensa, reír no significa inmadurez o irresponsabilidad.

Cuando va acompañada de las acciones necesarias para analizar y resolver un problema o situación dolorosa, la risa nos permite distanciarnos, parcialmente, para tener una perspectiva diferente de lo que sucede y encontrar la solución adecuada.

El sentido del humor evita, que exageremos los problemas y las posibles consecuencias negativas, lo que nos llevaría a perder objetividad y a tomar decisiones basadas en emociones momentáneas y no en un análisis hecho con cuidado y bien pensado.


regresar al índice.





¿Qué hacer?

Analiza tu actitud.
Cuando tienes un problema, ¿tu primer pensamiento es que las cosas se van a arreglar o que no se van a arreglar?
¿Piensas que todo es difícil o crees que eres capaz de hacer todo o casi todo lo que deseas?
Si piensas que las cosas no se van a arreglar o que son difíciles, es importante que trabajes para cambiar tu pesimismo.

Observa tu conducta.
¿Te sientes seguro de ti mismo?
¿Reconoces con facilidad cuando estás equivocado?
¿Pides ayuda cuando la necesitas?
Si no es así, posiblemente necesitas trabajar en tu autoestima.
Busca información o ayuda al respecto.

¿Qué sucede cuando estás enojado, estresado, angustiado, etc.?
¿Puedes funcionar, trabajar, relacionarte, etc., sin que las emociones te causen mayores problemas?
Si no es así, posiblemente te falte autocontrol emocional.

¿Pasas mucho tiempo pensando en lo que sucedió?
¿En lo que deberías haber hecho o deberían haber hecho los demás?
¿O piensas mucho en el futuro?
¿En todo lo malo que puede pasar?
Esta actitud te hace sufrir e impide que vivas en el presente, que es el único momento que realmente podemos vivir, ¡aprovéchalo!

¿Cuál es tu actitud ante los problemas y las dificultades?
¿Cuando algo no te gusta actúas para resolverlo?
¿O esperas a ver qué sucede y si con el tiempo la situación mejora?
¿Tomas tú las decisiones para lograr cambios?
¿O tu actitud es más bien pasiva?
Una actitud pasiva o reactiva, aparentemente, es más fácil y con menor responsabilidad, pero nunca te va a proporcionar lo que tú deseas.

¿Juegas, ríes y te comportas a veces como niño?
Hazlo, obviamente en los momentos adecuados y tu vida será más agradable y más productiva.

¡Visita la página de mi nuevo libro!









Psic. Silvia Russek
Lic. En Psicología Clínica.
Maestría en Terapia de Pareja.
Terapia individual y de pareja.
Citas:
Tel. 044 55 1924 9863 (Ciudad de México).
e-mail:.bienestar.e@gmail.com

Visita el blog mi bienestar
haciendo click en la foto:




Te recomiendo los siguientes artículos:
Optimismo o pesimismo.
Ríe y vive mejor.
Autoestima, la llave de tu bienestar.
Tipos de autoestima.
Fortalece tu autoestima, mejora tu vida.
Los obstáculos en nuestra vida.
La comparación con los demás y el daño que nos causa.
Autoimagen, nuestro espejo interno.
Mejorara tu autoestima y calidad de vida.
Cómo controlar los sentimientos.
El estrés y nuestros pensamientos.
Inseguridad sobre el futuro.
Poca tolerancia a la frustración.


Encuentra en este sitio el tema que te interesa
escribiendo la palabra en el rectángulo
y haciendo click en la palabra find.


powered by FreeFind





¿Sobre qué temas te gustaría leer?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


¿Puedes calificar este artículo, por favor?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


Agrega este sitio a tus favoritos para que siempre tengas
una opción para sentirte mejor.






Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.




Página de inicio ¿Quién soy? Tú-y-yo Obstáculos en nuestro camino Técnicas y soluciones Cuestionarios Estrés Divorcio Autoestima Emociones








Hola.
Tú me conoces.
Soy Silvia Russek.





¿Estás viviendo
una situación difícil?

¿Necesitas ayuda,
un consejo
o una terapia?



Consúltame.
Escribeme a:
bienestar.e@gmail.com









¿Sabes cuánto vales,
en realidad?.





Sitios recomendados

Recupera
a tu esposa.