El manejo de los celos.



Aprender a manejar y a eliminar los celos es determinante para poder ser felices. Los celos son una emoción sumamente destructiva, acaba con la relación de pareja, disminuye la autoestima de quien los siente, dejando profundas heridas en su personalidad.


¿Los celos te están haciendo sufrir?




Aprende a manejarlos.



"Los celos son, de todas las enfermedades del espíritu, aquella a la cual más cosas sirven de alimento y ninguna de remedio".
Michel Eyquem de la Montaigne (Escritor y ensayista francés)





Esta sección te ayuda a:


1.- Tener un mayor conocimiento de los celos.

2.- Conocer los elementos básicos que influyen en los celos.

3.- Saber qué hacer.





¿Qué son los celos?



¿Te consideras una persona celosa?
¿Qué piensas de los celos?

Cuando hablamos de celos, no estamos hablando de un solo sentimiento.
Los celos son un conjunto de sentimientos y actitudes, que surgen cuando creemos que podemos perder algo muy importante para nosotros (amor, imagen social, profesional, poder, etc.).
Cuando percibimos que nuestra pareja (amigos, familiares, jefe, etc.) le da a otras personas, lo que queremos sólo para nosotros (amor, tiempo, compañía, atención).

En cuanto a la relación de pareja, los celos surgen cuando una persona cree, que su relación está siendo amenazada.
Esta amenaza puede ser real o imaginaria y la respuesta de la persona que siente celos puede ser adecuada o inadecuada.

Algunas de las emociones que pueden acompañarlos son:

  • Miedo,

  • enojo,

  • envidia,

  • dolor,

  • humillación,

  • odio,

  • inseguridad,

  • desconfianza,

  • etc.

En cuanto a las actitudes, podemos encontrar:

  • Autoculpa,

  • autodevaluación,

  • compararse constantemente con los demás, considerando casi siempre que son mejores que nosotros,

  • considerarse víctima de las circunstancias o de otras personas,

  • posesividad,

  • actitud vengativa,

  • de preocupación exagerada por la crítica o actitud de los demás.


Los celos pueden expresarse:

  1. Adecuadamente:
    Diciéndole a la persona como te sientes, preguntándole qué sucedió, etc.



  2. Inadecuadamente:


    • Abiertamente:
      Gritando, llorando, amenazando, agrediendo, tomando represalias, etc.



    • De manera encubierta:
      No se expresan, pero se busca la manera de "desquitarse" o lastimar a la pareja de quién se está celosa.
      Por ejemplo, haciéndola quedar mal ante otras personas; haciendo, "sin querer", cosas que le molestan, etc.

También podemos hablar de:

  1. Celos normales, que son los que una persona siente ante la amenaza real de una relación que valora y



  2. celos patológicos o anormales, que no son el resultado de una situación real, sino que están relacionados con un conflicto interno no resuelto, de la persona que los siente.
    Cuando esto sucede, la reacción de la persona que siente celos, tiende a ser exagerada e inadecuada.


regresar al índice.





¿Qué elementos influyen en los celos?


Todos hemos sentido celos en nuestra vida como adultos.
Se convierten en un problema cuando son intensos, frecuentes, duran mucho tiempo, están originados por una situación creada o exagerada por nuestra imaginación, nos afectan física y emocionalmente y/o repercuten en nuestra conducta.

Los celos pueden surgir cuando una persona percibe que su relación está siendo amenazada.

Esta percepción puede ser:

  1. Real, como cuando vemos a nuestra pareja besándose con otra persona o



  2. producto de una suposición, malinterpretación o de nuestra imaginación, como pensar que nuestra pareja nos es infiel, sólo porque la vemos platicando muy amablemente con alguien, porque llegó tarde o porque encontramos una nota de un restaurante.


¿Por qué hay personas que son más celosas que otras, aunque se enfrenten a la misma situación?

Existen diferentes elementos que influyen en nuestra manera de percibir y evaluar los aspectos relacionados con nuestra respuesta de celos:

  1. La influencia de la cultura en la que fuimos educados y en la que vivimos.
    No es lo mismo ser latino que ser inglés.



  2. Las experiencias que tuvimos durante nuestra niñez, sobre todo aquellas que fueron dolorosas.

    Por ejemplo, si de pequeños nos abandonó uno de nuestros padres y nos sentíamos ignorados por la mayor parte de la gente, posiblemente vamos a vivir con el miedo de perder el amor de la persona con la que nos relacionamos, por lo que fácilmente podemos sentir celos, aún sin ningún motivo.

    Si de pequeños vivimos con personas celosas, es muy probable que nosotros lo seamos también, porque aprendimos a desconfiar de la gente con la que nos relacionamos.



  3. Las relaciones que hemos tenido y el nivel de confianza o desconfianza que resultaron de las mismas.
    Si en alguna relación anterior nos fueron infieles, la probabilidad de que surjan celos con facilidad, es muy alta.



  4. El nivel de nuestra autoestima.
    Mientras más inseguros y más devaluados estemos, mayor la probabilidad de que pensemos que nuestra pareja va a buscar a otra persona que sea mejor que nosotros.



  5. Nuestras creencias personales sobre las relaciones, los demás y nosotros mismos.
    Por ejemplo, si pensamos que todos los hombres son infieles o que todas las mujeres son unas coquetas, es muy probable que sintamos celos.

    En este sentido, los celos están relacionados con las creencias equivocadas de que podemos poseer de manera exclusiva a las personas que queremos y que si dichas personas quieren o dedican su tiempo a alguien más, significa que nos quieren menos a nosotros.



regresar al índice.





¿Qué hacer?


Tú sabes que la información es importante, pero la acción es determinante.
Por eso es indispensable trabajar en las conductas, hábitos, pensamientos, etc., que necesitas modificar o en las situaciones que quieres eliminar de tu vida.

El primer paso es reconocer que estás celoso y que tienes un problema que necesitas resolver.

El segundo paso es determinar hasta donde los celos que sientes están relacionados con una situación real y hasta donde dependen de tus propias características, vivencias, temores, etc.

Si están relacionadas con una situación real, comprueba la veracidad de los datos que tienes.
¿Te estás basando en algo que viste o en algo que te contaron?
Si es en algo que te contaron, antes de hacer cualquier otra cosa, habla con tu pareja y pregúntale, pero sin atacarla o insultarla, simplemente para saber qué es lo que pasó.
No trates de tenderle una trampa, para ver si se contradice o si la atrapas con una mentira.
Con esa actitud sólo vas a crear un problema mayor y muy probablemente te va a mentir, no porque te haya sido infiel, sino por evitar problemas.

Mantén las cosas en su perspectiva real.
Una sonrisa, un baile, un beso en la mejilla o una mentira, no es lo mismo que ser infiel.
La gente puede mentir por muchas razones, que no son justificables, pero eso no significa que tu pareja te sea infiel.

Si te sientes celoso con cierta frecuencia o tus celos son muy intensos, revisa que elementos en tu personalidad, educación o forma de pensar, pueden estar influyendo es tu respuesta emocional.

¿Tienes poca confianza en ti mismo?
¿Consideras que tu pareja es mucho mejor que tú y que fácilmente podría encontrar a alguien mejor?
¿Alguno de tus padres fue muy celoso?
¿Algún familiar cercano o amigo ha sido engañado?
¿Alguna persona te ha sido infiel?
¿Te has sentido traicionado en otras ocasiones?
¿Qué piensas de los hombres o de las mujeres?
¿Qué piensas de la fidelidad y de las relaciones?

Si contestaste que sí a las primeras 6 preguntas, probablemente necesites trabajar en tu forma de ser, independientemente de que tu pareja te sea infiel o no.

Si tu forma de pensar respecto a las mujeres, los hombres, las relaciones y la fidelidad es extremista (todo o nada, siempre o nunca), es posible que tu conducta y tus emociones estén determinadas por algunas creencias equivocadas, que necesitas aprender a cambiar.

Controlar los celos requiere de tiempo, esfuerzo y trabajo.
Es difícil hacerlo sin la ayuda necesaria.
Aun si consideras que la relación no vale la pena el esfuerzo, si eres celoso/a y no le pones un remedio, vas a tener problemas en todas tus relaciones o no vas a poder relacionarte.

Recuerda que una persona celosa, no tiene celos sólo de su pareja.
Siente celos con sus amigos, en el trabajo, en su medio familiar y social, etc.
Pero los celos tienen solución.






Psic. Silvia Russek
Lic. En Psicología Clínica.
Diplomado en Terapia de Pareja.
Terapia por internet, a través de videoconferencia.
Informes en http://www.crecimiento-y-bienestar-emocional.com/terapia.html o en bienestar.e@gmail.com

Visita el blog mi bienestar
haciendo click en la foto:




Te recomiendo los siguientes artículos:
¿Los celos te impiden ser feliz?
¿Tu pareja es celosa?.
Autoestima, la llave de tu bienestar.
Autoimagen, nuestro espejo interno.
Autoaceptación y bienestar.
¿Qué significa auto-aceptarse?
Guía para una mejor comunicación.
Ideas, pensamientos, creencias y estrés. .
Estilos de pensamiento equivocados.
Cambia tus pensamientos equivocados.
Sentimientos y emociones.




Encuentra en este sitio el tema que te interesa
escribiendo la palabra en el rectángulo
y haciendo click en la palabra find.


powered by FreeFind





¿Sobre qué temas te gustaría leer?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


¿Puedes calificar este artículo, por favor?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


Agrega este sitio a tus favoritos para que siempre tengas
una opción para sentirte mejor.






Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.




Página de inicio ¿Quién soy? Tú-y-yo Obstáculos en nuestro camino Técnicas y soluciones Cuestionarios Estrés Divorcio Autoestima Emociones







Hola.
Tú me conoces.
Soy Silvia Russek.





¿Estás viviendo
una situación difícil?

¿Necesitas ayuda,
un consejo
o una terapia?



Consúltame.
Escribeme a:
bienestar.e@gmail.com









¿Sabes cuánto vales,
en realidad?.





Sitios recomendados

Recupera
a tu esposa.