La monotonía en la pareja.

La monotonía y el aburrimiento son grandes enemigos de la relación de pareja, no permitas que destruyan la tuya.

¿Estás consciente de cómo es tu relación?


Tú puedes modificarla.

"La monotonía es la conjugación propia del aburrimiento y la rutina es manera de continuar haciendo lo mismo".
Luis Gabriel Carrillo Navas (Escritor).




Si estás contento con tu vida y sentimientos actuales, NO hagas click aqui____

Esta sección te ayuda a:

1.- Entender nuestra actitud ante la monotonía.
2.- Conocer algunos aspectos importantes relacionados con la monotonía.
3.- Saber qué hacer.




Conoce a tu enemigo.

¿Te aburres cuando estás con tu pareja?
¿Sientes que tu relación ha caído en la monotonía?
¿No tienes de qué hablar cuando están solos?

Generalmente, nos casamos pensando que la boda marca el inicio de una vida maravillosa, en donde no necesitamos nada más que el amor y la compañía de nuestra pareja.
Sin embargo, después de un cierto tiempo, muchas parejas se dan cuenta de que han caído en la monotonía y el aburrimiento.

Cuando esto sucede, tendemos a culpar a nuestra pareja, tanto de lo que está sucediendo como de nuestros sentimientos, exigiéndole que haga algo al respecto (generalmente que cambie su forma de ser), para solucionar dicha situación y los problemas que ésta provoca, sin darnos cuenta de que nosotros somos, también, corresponsables de lo que está sucediendo.

Durante la etapa del enamoramiento, queremos estar junto a nuestra pareja la mayor parte del tiempo posible y compartir con ella todas nuestras actividades. Sin embargo, una vez que dicha etapa concluye y que se establece una rutina, tendemos a elegir, básicamente, entre tres opciones:

  1. Permitir que dicha rutina sea la que marque la pauta de nuestra vida, cayendo cada vez más en la monotonía y el aburrimiento.

  2. Buscar la manera de aumentar nuestra satisfacción, enfocándonos única o principalmente en nuestras actividades e intereses personales, alejándonos física y/o emocionalmente de nuestra pareja.

  3. Fomentar lo que se conoce como una pareja vital, basada en el fortalecimiento de la relación a partir de compartir intereses y actividades comunes, pero dejando tiempo y espacio para que cada uno pueda seguir teniendo satisfacción personal en aquellas áreas que no comparte con su pareja.

Desarrollar un amor maduro es permitir el crecimiento y enriquecimiento de tres elementos, él, ella y la relación que comparten.
En este tipo de parejas, el respeto, la aceptación y una buena comunicación son aspectos indispensables y los principales obstáculos a vencer son, el no reconocer la raíz del problema y el no estar dispuestos a esforzarse, para solucionarlo.


Regresar al indice.






Aspectos básicos en la monotonía.

Cuando analizamos el problema de la monotonía y el aburrimiento de una pareja, debemos tener en cuenta 2 aspectos:

  • La situación personal de cada uno de los miembros.

  • El tipo de interacción entre ambos, es decir, la relación.

En cuanto a nuestra situación personal, es importante tener en cuenta de que si nuestra vida es monótona y vacía, no tenemos nada para compartir, aunque queramos hacerlo. En este sentido, debemos recordar que la ilusión está peleada con la monotonía.
Una persona que está ilusionada por llevar a cabo cierto proyecto o ejecutar ciertas actividades, es una persona vital, llena de energía y puede “contagiar” a su pareja. Pero tenemos que tener cuidado, ya que, si estamos demasiado centrados en nosotros mismos, nuestros deseos y actividades, no tenemos tiempo de intercambiar nuestras experiencias y sentimientos con nuestra pareja.

Para que una relación sea vital es necesario:

  1. Que cada uno de los miembros de la pareja tenga interés en mantener una buena relación y enriquecerla constantemente.

  2. Que exista intimidad entre ellos y la confianza de poder manifestarse.

  3. Que haya un tiempo y un espacio, dedicados exclusivamente a ellos como pareja.

  4. Que vivan en un ambiente reforzante, con suficiente estimulación como parea llevar a cabo diferentes actividades, tanto individuales como de pareja.

El aburrimiento está relacionado con la falta de motivación, pero, al mismo tiempo, cuando estamos aburridos sentimos que no tenemos la energía suficiente, por lo que se vuelve un círculo vicioso.

Regresar al indice.





¿Qué hacer?

Lo más importante es reconocer que tienen un problema, aceptarlo y platicarlo con tu pareja, sin buscar culpables, simplemente enfocándose en la solución. Para ello, deben analizar qué es lo que está sucediendo y por qué.

Es necesario que recuerden que siempre tenemos la capacidad de cambiar, si deseamos hacer el esfuerzo necesario. Pero cada uno debe enfocarse en su cambio personal y no en querer cambiar al otro. No olviden que nuestra actitud y la mayoría de nuestros sentimientos son el resultado de nuestra manera de pensar, por lo que si cambiamos esta última, los anteriores también van a cambiar.

Procuren crear un espacio en donde se sientan seguros y para compartir y ser escuchados con respeto. Expresen sus necesidades, opiniones y sentimientos pero de una manera adecuada, sin atacar a su pareja. Con frecuencia creemos que nuestra pareja tiene que saber lo que nos pasa y eso no es cierto. Por mucho que nos quiera o conozca, no es adivino o puede estar inmerso, también en sus propios problemas.

Un aspecto fundamental es encontrar un equilibrio entre la vida personal de cada uno y la relación, dándose un tiempo y espacio para enriquecer cada uno de estos aspectos.

Planeen un tiempo para compartir con otras parejas, así como para algunas de las actividades que tenían al principio de la relación. Puede ser que en un principio les cueste trabajo, porque la misma rutina o la falta de tiempo son obstáculos que debemos vencer.

Introduzcan algún cambio o juego en tus relaciones sexuales. Pueden hacerse un masaje, utilizar juguetes sexuales (que puedes adquirir en tiendas especializadas), ver alguna película, utilizar cierto tipo de lencería, hacer striptease, etc.

Hagan una caja de los recuerdos. En donde coloquen cosas relacionadas con la época en que estaban más unidos y su relación era más satisfactoria y revivan aquellos momentos, planeando la manera de llevar a cabo algunas de esas actividades.

Dense pequeños regalos que saben que su pareja disfrutará (no necesitan ser cosas caras).

Dense un espacio para una cena romántica o un fin de semana sin hijos y sin llevar consigo los problemas del trabajo o de cualquier otro tipo.

Prueben aprender a hacer algo juntos jugar boliche, patinar, algún deporte extremo, pintar, computación, un instrumento musical, etc.

Traten de incluir el elemento sorpresa en su relación haciendo o comprando algo que su pareja no espera.

Desarrollen el sentido del humor, sobre todo frente a los problemas, aprendiendo a reír juntos, no a reírse uno del otro.


Si estás contento con tu vida y sentimientos actuales, NO hagas click aqui____






Psic. Silvia Russek
Lic. En Psicología Clínica.
Diplomado en Terapia de Pareja.
Para informes sobre la terapia a travavés de videoconferencia escríbeme a bienestar.e@gmail.com


Visita el blog mi bienestar
haciendo click en la foto:






¿Sobre qué temas te gustaría leer?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


¿Puedes calificar este artículo, por favor?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.







Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.






Hola. Tú me conoces.
Soy Silvia Russek.
Tengo más de 35 años de experiencia
Este blog tiene más de 200,000 visitantes mensuales.



Adquiere mi libro


¡Bájalo Ya!




¿Estás viviendo
una situación difícil?

¿Necesitas ayuda,
un consejo
o una terapia?



Consúltame.
Escribeme a:
bienestar.e@gmail.com




¿Te sientes así?





Rompe las cadenas que te impiden lograr el bienestar.





Mi libro:
"Volver a Vivir,
Volver a Reír"


te da el
bienestar y satisfacción
que estás buscando.

Visita la página:

www.vencelacrisis.com.




Visita la página:

Recupera a tu esposa.