Consejos para superar
los problemas emocionales del desempleo.


Es importante conocer los consejos para superar los problemas emocionales del desempleo, porque si los dejamos crecer, no sólo aumenta nuestro sufrimiento, sino que se incrementan, también, nuestros conflictos con otras personas.



¿Necesitas superar los problemas emocionales

del desempleo?



Aprende de estos consejos.



""El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad." Victor Hugo (Novelista, poeta y dramaturgo francés)".




Que puedes hacer si el desempleo,

te está haciendo sufrir.


¿Tus sentimientos empeoran tu situación?

¿Te cuesta trabajo estar bien?

A continuación, vamos a ver algunos consejos que te van a ayudar a sentirte bien.

1)    Está comprobado que nuestros pensamientos mantienen e incrementan nuestras emociones, por lo tanto, es importante que evites pensar, constantemente, que el futuro va a ser catastrófico, porque no lo sabes. En el mundo, todo está en constante cambio, por lo que no puedes asegurar qué mañana la situación va a seguir siendo mala, por lo menos para ti. Siempre hay personas a las que les va bien, aun en una mala situación y una de ellas podrías ser tú.

Además, la mente no tiene límite y si te dejas llevar por la imaginación, puedes llegar a imaginar las peores tragedias. Vive un día a la vez. Piensa en lo que puedes hacer hoy y actúa de acuerdo a lo que sí puedes llevar a cabo y no te enfoques en el mañana.


2)    No te insultes, ni te califiques como fracasado. Tu cerebro acepta y registra todo lo que te dices y reacciona como si fuera 100% cierto, aun cuando no lo sea. Fracasado es el que fracasa siempre, en absolutamente todas las cosas que hace, independientemente de si son fáciles o difíciles, importantes o no. Tú, estás teniendo problemas para encontrar trabajo y esto te puede estar provocando conflictos y dificultades en otras áreas de tu vida, pero no eres un fracasado ya que, a lo largo de tu vida, has hecho muchas cosas muy bien hechas y has actuado exitosamente en otras, aunque ahora, por tus sentimientos y pensamientos negativos que tienes, no lo puedes ver o no les puedes dar su valor real. Si siempre hubieras fracasado en todo, estarías muerto.

 

3)    No dejes de buscar trabajo, aunque empieces a sentirte desanimado. Buscar empleo es un trabajo en sí mismo. Establece un plan en cuanto a horarios y metas y síguelo, pero déjate un espacio de tiempo para ti, para descansar, divertirte y estar con la gente que es importante para ti. Recuerda que tu estado de ánimo es importante y debes de cuidarlo, aunque implique un esfuerzo en estos momentos.

 

4)    No te encierres en ti mismo. Es indispensable que puedas estar con gente que te apoye y que cuentes con alguien de toda tu confianza que sepa escucharte y respetarte, para que puedas desahogarte cuando lo necesites. Si no puedes verte personalmente con la gente que es importante para ti, habla con ella por teléfono, chatea, envía mensajes, etc. Procura, también, salir y tener actividades que te distraigan y ayuden a descansar física y/o emocionalmente.

 

5)    Trabaja tu autoestima. Haz una lista de tus cualidades, habilidades y de los logros que has tenido en cualquier área de tu vida, no sólo de la laboral y lee esa lista constantemente. Tenla a la mano y ve agregando todo lo positivo que vayas recordando, por pequeño que sea y no desatiendas tu aspecto personal, aun si te quedas en casa. Éste influye en tu estado de ánimo, independientemente de que lo percibas o no y también en tu autoestima.

 

6)    Evita, hasta donde te sea posible, situaciones y personas que te lleven a deprimirte o a aumentar tu negativismo.

 

7)    No busques sentirte mejor, comiendo, bebiendo, utilizando drogas o durmiendo. Aparentemente, a corto plazo, puede parecer que te alivia, pero a largo plazo te causa daño. Si te sientes muy mal y te recetan medicamentos, tómatelos con confianza, pero no te automediques.

 

8)    Pide ayuda cuando la necesites. El apoyo familiar y social es muy necesario en estos momentos. Piensa que, con frecuencia, no es necesario que nos resuelvan el problema, simplemente con que nos escuche, podemos sentirnos mejor.

 

9)    Trata de hacer ejercicio, por lo menos 30 minutos 3 o 4 veces a la semana y si puedes, hazlo diario. El ejercicio relaja las tensiones, elimina el estrés y te genera energía, porque aumenta la producción de endorfinas, las cuales, mejoran el estado de ánimo.

 

10) Aliméntate sanamente. Evita comer para sentirte bien. Recuerda que los alimentos azucarados o altos en carbohidratos pueden provocarte, momentáneamente, más energía y una sensación de bienestar, pero tiene una reacción de rebote muy fuerte y negativa.

 

11) Recuerda que hay cosas que puedes controlar y muchas otras ante las que no puedes hacer nada para modificarlas. Enfócate en lo que sí depende de ti y no te desgastes, inútilmente, en lo que no está en tus manos.

 

12) Háblate a ti mismo, constantemente, como le hablarías a una persona muy querida, si trataras de animarla y darle fuerza para seguir adelante.



Si tienes algún problema y necesitas terapia, consúltame.

Con gusto te puedo ayudar.

Lic. Silvia Russek.
Lic. en Psicología Clínica.
Especialidad en Terapia de Pareja.
Especialidad en Terapia Cognitiva.
Terapia por Internet. por videoconferencia.
Citas:
e-mail: bienestar.e@gmail.com



¿Sobre qué temas te gustaría leer?
¿Puedes calificar este artículo, por favor?

Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.






Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.