Síntomas y consecuencias del estrés.
(2a.parte)

Es importante reconocer los síntomas y las consecuencias del estrés para poder combatirlo desde su inicio, ya que mientras más avanzado, más problemas vamos a enfrentar.



¿Conoces la raíz de tu malestar?



Averígualo y busca la solución.


“Las dificultades reales se pueden superar, sólo las imaginarias son invencibles”. Theodore N. Vail (Importante industrial de la telefonía americana 1845-1920).





Esta sección te ayuda a:

1.- Aprender sobre algunos aspectos importantes del estrés.
2.- Conocer algunos síntomas y consecuenciasdel estrés.
3.- Saber qué hacer.



Aspectos importantes del estrés.

El estrés se presenta, generalmente, ante situaciones que consideramos amenazantes o inmanejables. Sin embargo, dado que está íntimamente relacionado con nuestra forma de percibir y evaluar la situación que estamos enfrentando, cada persona responde de una manera diferente ante esa misma situación, porque la percibe y evalúa de una manera muy personal.

Por lo tanto, nuestra actitud es determinante en nuestra manera de vivir las diferentes situaciones que enfrentamos a lo largo de nuestra vida. Si nuestra actitud es negativa, nos estresaremos más que una persona positiva.

Controlar el estrés implica manejar los cambios físicos de nuestro organismos a través de la respiración, relajación, ejercicio, alimentación, etc., cambiar nuestra manera de percibir y evaluar las situaciones, aprendiendo a detectar y modificar nuestros pensamientos, cambiar algunos de nuestros hábitos, cuando esto es necesario (como el manejo de tiempo, establecimiento de prioridades, etc.) y corregir los aspectos de nuestro medio ambiente que nos están afectando, cuando esto es posible.


regresar al índice.





Síntomas y consecuencias.

En la primera parte del artículo “Síntomas y consecuencias del estrés” encontramos toda una serie de síntomas provocados por éste. Sin embargo, a continuación veremos algunos otros, relacionados principalmente con nuestra forma de pensar y de actuar:

  • Reducción del deseo sexual,
  • impotencia,
  • eyaculación precoz,
  • coito doloroso,
  • el síndrome de burnout, lo que vulgarmente se dice “estar quemado”,
  • dermatitis,
  • tricotilomanía,
  • contracturas musculares,
  • calambres,
  • hipoglucemia,
  • descompensación de la diabetes,
  • trastornos inmunológicos,
  • agresividad,
  • soledad, (ya sea porque la persona se aísla o porque los demás lo evitan),
  • afectación en la forma de hablar,
  • bloqueo mental, baja productividad,
  • insatisfacción en sus relaciones familiares y sociales,
  • problemas en el trabajo,
  • etc. 


regresar al índice.





¿Qué hacer?

Determina si estás estresado y cuál es tu nivel de estrés, de acuerdo a la intensidad y frecuencia de los síntomas y consecuencias antes mencionados.

No es lo mismo si te duele la cabeza o tienes problemas estomacales de vez en cuando, que si los tienes varias veces a la semana.
Es diferente si tienes un problema que te impide dormir un par de noches, que si sufres de insomnio.

Darnos cuenta de lo que nos sucede, puede angustiarnos, pero es la única puerta que nos permite salir de la oscuridad.

Recuerda las palabras de Séneca: "Cuando no sabemos a qué puerto nos dirigimos, todos los vientos son desfavorables". Por eso, para saber qué camino debemos tomar, necesitamos primero saber en donde estamos y hacia donde queremos ir.

Imprime la lista de síntomas y manifestaciones y marca cuales están presentes en tu vida en estos momentos.
Subraya las más importantes, por su frecuencia o por su intensidad.

¿Son varios los síntomas provocados por el estrés?
¿Son frecuentes?
¿Intensos?

Si es así, ha llegado el momento de hacer algo al respecto.

Consulta con tu médico y elimina los que él considera que son resultado de una enfermedad o de algún medicamento que estás tomando.

No te sobrecargues de obligaciones y actividades.

El estrés es síntoma de que te sientes agobiado e incapaz de enfrentarte a algunas de las situaciones que estás viviendo. Trata de analizar y descubrir cuál es la causa para que puedas atacarla, pero mientras tanto disminuye algunas de tus actividades, eliminando de momento las menos importantes, para que el estrés disminuya un poco.

Revisa tu actitud para detectar si estás siendo muy perfeccionista, ya sea en relación a ti mismo o en relación a los demás. Esperar la perfección en todo momento es ponerte tú solo una trampa, ya que vivimos en un mundo de seres imperfectos. Podemos buscar mejorar y dar lo mejor de nosotros o esperar que los demás nos den lo mejor de ellos, pero no esperar y mucho menos exigir lo que no se puede dar: la perfección. 


Si tus problemas tienen solución, encuéntrala.
Si no la tienen o no depende de ti, fortalece tu organismo con la
alimentación, relajación y ejercicios adecuados, para enfrentarlos y adquiere una nueva actitud ante ellos.

Revisa tu forma de pensar sobre tus problemas y dificultades.

Quizás ha llegado el momento de modificar algunas creencias o pensamientos que aumentan tu malestar.

Analiza las causas del estrés y determina cuales son las que lo iniciaron o lo están manteniendo.
Recuerda que el estrés que se inicia en un área de tu vida puede afectar las demás.
Pero hay que "atacar" la que inició la situación que estás viviendo.
Además, no olvides que cada situación requiere una solución diferente.


Si estás contento con tu vida y sentimientos en la actualidad, NO hagas click aqui____




Psic. Silvia Russek
Lic. En Psicología Clínica.
Diplomado en Terapia de Pareja.
Para informes sobre la terapia a travavés de videoconferencia escríbeme a bienestar.e@gmail.com


Visita el blog mi bienestar
haciendo click en la foto:




Te recomiendo los siguientes artículos:
¿Cómo definir y mejorar las causas de mi estrés?
Cómo vencer las preocupaciones.
Cambia tus pensamientos equivocados.
Problemas de Insomnio.
Relajación y salud.
Respira correctamente.
Las metas y el éxito.
Cómo establecer prioridades.
Situaciones que provocan estrés.
Estrés y personalidad.
Inseguridad sobre el futuro.
El estrés y nuestros pensamientos.
Una autoestima baja
Incertidumbre, cambio y estrés.




¿Sobre qué temas te gustaría leer?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


¿Puedes calificar este artículo, por favor?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.







Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.



Hola.
Tú me conoces.
Soy Silvia Russek.


Adquiere mi libro

¡Bájalo Ya!


¿Estás viviendo
una situación difícil?

¿Necesitas ayuda,
un consejo
o una terapia?

Consúltame.
Escribeme a:
bienestar.e@gmail.com



¿Estás viviendo una época difícil, porque no puedes resolver tus problemas preocupaciones y conflictos?

 ¿Te sientes agobiado por el estrés, ansiedad, etc.?

 Mi libro "Volver a Vivir, Volver a Reír"

te da el bienestar y satisfacción que estás buscando.
Visita la página:

www.vencelacrisis.com.