¿Deseas salvar
tu relación de pareja?


Si deseas salvar tu relación, aprende a vencer los obstáculos, sanar las heridas y reconstruir una nueva que sea más fuerte, saludable y con más amor.



¿Tu relación está en peligro?


Tú puedes salvar tu relación de pareja.




"No hay cuesta, por pedregosa que sea, que no puedan subirla los dos juntos". Henrik Johan Ibsen (Dramaturgo noruego).






Si estás contento con tu vida y sentimientos actuales, NO hagas click aqui____


Como salvar tu relación de pareja.


Todas las parejas tenemos momentos difíciles en donde encontramos obstáculos que nos impiden y dificultan la relación, pero esos momentos deben de ser de corta duración y tenemos que ser capaces de sortearlos y de sanar las pequeñas heridas que pudieron dejarnos.

Cuando esto no sucede, la distancia entre ambos miembros de la pareja es cada vez mayor, los obstáculos no pueden ser superados y nuestras heridas son cada vez más profundas, nuestra relación de pareja peligra y llega el momento en que tal vez debemos preguntamos cómo podemos salvarla.

No existe una respuesta que sea útil para todas las parejas, ya que cada pareja es diferente, dado que está formada por personas que son distintas en cuanto a su forma de ser, pensar, sentir, sus experiencias vividas, valores, etc.

Sin embargo, existen algunos aspectos que son importantes en todas las relaciones,  Veamos algunos.


El respeto mutuo.

Cada persona es diferente, no sólo porque tiene un carácter distinto, sino porque sus cualidades y defectos, su manera de pensar, sentir y actuar, sus valores y expectativas y obviamente, sus experiencias de vida, también lo son.

Cuando dos personas se unen para formar una relación de pareja, se encuentran con que a veces pueden ver la vida y la solución de los problemas de la misma manera, pero que, con frecuencia, las diferencias que existen entre ellos son, precisamente, las causantes de sus conflictos y dificultades.

Debemos de estar conscientes de que no podemos cambiar a nuestras parejas. En ocasiones podemos llegar a convencerla de nuestro punto de vista, pero, una gran parte de las veces, la mejor salida es la negociación.

Sin embargo, independientemente de la conducta por la que optemos, siempre, debemos de partir del respeto por nuestra pareja y por su forma de ser, así como ella debe de respetar la nuestra. No tenemos que ser iguales, pero si debemos de aceptar que el otro tiene derecho a ser diferente.


Establecer un compromiso.

Si deseamos mejorar, reconstruir y/o salvar nuestra relación, es indispensable que ambos nos comprometamos a trabajar juntos para lograrlo. El cambio no se va a dar sólo con que lo deseemos  o con que uno de los miembros de la pareja se esfuerce por obtenerlo.

Es cierto que cuando uno de los dos cambia, se puede dar un cambio en la relación, pero no siempre es suficiente. Si tu pareja no desea cooperar, puedes intentarlo tú sol@, pero los resultados van a ser mucho más lentos y no siempre vas a lograr aquello que esperas. Una relación está compuesta por dos y lo mejor es que ambos cooperen.


Actuar, no dejar que el deseo se quede únicamente en palabras.

A pesar de que es muy importante hablar y aclarar ciertos problemas, es indispensable cambiar muchas de nuestras conductas y actitudes. Así como dicen que una imagen vale más que mil palabras, un hecho puede tener el mismo valor, más de mil palabras.

De hecho, cuando nuestro lenguaje verbal y el corporal dan mensajes diferentes, casi siempre la gente le da más importancia al segundo. Haz cosas que son importantes para tu pareja, como por ejemplo, demuéstrale que respetas sus opiniones, escúchala con atención y sobre todo, demuéstrale con frecuencia tu amor.


Sin embargo, así como es importante expresar nuestras emociones positivas, lo es controlar y eliminar los sentimientos negativos que están dañando la relación. Puedes utilizar las técnicas que describo en mi libro. Con un poco de práctica las vas a dominar fácilmente.


Cambia tus expectativas por otras más realistas.

Con frecuencia tenemos la expectativa de cómo queremos que sea, actúe, piense y sienta nuestra pareja, es decir, que sea y se comporte como nosotros deseamos, como nos gusta, de forma en que nos deje en buen lugar ante la gente o que nos haga felices.

Ninguna de estas dos cosas es posible. Nuestra felicidad no depende de otra persona, ni siquiera de nuestra pareja y nuestro valor como personas, tampoco. Por lo tanto, es importante olvidarnos de estas expectativas irreales y establecer otras más objetivas, como por ejemplo, compartir juntos algunas actividades, mejorar nuestra comunicación, etc.


Ser más empáticos con nuestra pareja.

La mejor forma de poder entender al otro, es conociéndonos, aceptando nuestras debilidades, temores y limitaciones y aprendiendo a perdonarnos. Si podemos aceptarnos como simples seres humanos falibles, podemos hacerlo con nuestras parejas y podremos comprender o trates de hacerlo ante lo que le sucede.

 

Hacer de lo bueno tu punto de partida.

Recuerden momentos del pasado que hayan sido importantes para ustedes. Comenten situaciones cómicas en donde hayan reído juntos, que los ayuden a volver a reír o por lo menos a sonreír. Platiquen sobre aquello que compartieron de novios o de recién casados en donde lo que predominaba era el amor y vuelvan a compartir esos sentimientos positivos.

Si tienen fotos o películas donde ustedes aparezcan juntos y felices, véanlas juntos, escuchen música que les traiga buenos recuerdos, etc.


Enfocarse en los aspectos positivos de su vida actual.

Generalmente cuando tenemos problemas con una persona, llega un momento en que sólo vemos lo negativo, pero seguramente tiene aspectos positivos, ya que por algo nos enamoramos de ella y además, porque todo mundo los tiene.

Hagan un pacto en donde van a reconocer y decirse, todos los días, algo positivo de la otra persona, de lo que hizo o dijo, de su carácter, actitud, valores, etc. Mientras más aspectos positivos le digamos a nuestra pareja, mejor, pero es importante que antes de decirlos, los reconozcamos ante nosotros mismos, ya que no se trata sólo de hacerla sentir bien, se trata de que nosotros la veamos, también, con otros ojos, unos más objetivos y reales.



Si estás contento con tu vida y sentimientos actuales, NO hagas click aqui____





Psic. Silvia Russek
Lic. En Psicología Clínica.
Maestría en Terapia de Pareja.
Terapia por internet, a través de videoconferencia.
Informes aquí_ o en e-mail: bienestar.e@gmail.com


Te recomiendo los siguientes artículos:
La relación de pareja.
El estrés y los problemas de pareja.
Problemas en la pareja.
La comunicación en la pareja.


Encuentra en este sitio el tema que te interesa
escribiendo la palabra en el rectángulo
y haciendo click en la palabra find.


powered by FreeFind



Si te sirvió esta información y deseas tener más conocimientos sobre cómo manejar y superar tu situación y las emociones que estás viviendo, te recomiendo mi libro

"Volver a vivir, Volver a reír".

Para comprarlo haz click en la siguiente imagen:




¿Sobre qué temas te gustaría leer?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


¿Puedes calificar este artículo, por favor?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


Agrega este sitio a tus favoritos para que siempre tengas
una opción para sentirte mejor.





Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia.



Hola.
Tú me conoces.
Soy Silvia Russek.


Adquiere mi libro

¡Bájalo Ya!


¿Estás viviendo
una situación difícil?

¿Necesitas ayuda,
un consejo
o una terapia?

Consúltame.
Escribeme a:
bienestar.e@gmail.com



¿Estás viviendo una época difícil, porque no puedes resolver tus problemas preocupaciones y conflictos?

 ¿Te sientes agobiado por el estrés, ansiedad, etc.?

 Mi libro "Volver a Vivir, Volver a Reír"

te da el bienestar y satisfacción que estás buscando.
Visita la página:

www.vencelacrisis.com.