Ruptura amorosa.  



Romper con una pareja siempre es difícil y doloroso, pero cuando nos enfrentamos a dicha situación, debemos hacerlo con toda nuestra consciencia y fuerza interna.




¿Tu pareja se fue y te dejó?

Tú puedes recuperarte.




“De todas las palabras tristes de la lengua y la pluma, las más tristes son estas, 'podría haber sido'”. John Greenleaf Whittier (Poeta, periodista y director de publicaciones norteamericano)




Esta sección te ayuda a:

1.- Reconocer la importancia de aceptar la ruptura amorosa.
1.- Conocer los problemas de dicha ruptura.
3.- Saber que puedes hacer.



Acepta la ruptura amorosa.


¿Tu pareja se ha ido y te sientes triste, apátic@, deprimid@ y/o enojad@?

¿tus pensamientos son negativos y te cuesta trabajo concentrarte?

¿Sientes un vacío que crees que sólo el regreso de tu ex pareja puede llenar?

¿Vives pidiendo y esperando que regrese porque sin él o ella no puedes ser feliz?


El primer paso para empezar una buena recuperación es aceptar que la relación se terminó.

¿Qué quiere decir aceptar?

Aceptar quiere decir reconocer, tanto con la mente como con el corazón, que la relación se termino y que no hay posibilidad de que nuestra pareja regrese.  Es estar conscientes de que cuando nuestra ex pareja nos aseguró que ya no nos ama, que ya no quiere vivir con nosotros o que tiene otra relación, lo dijo en serio y la relación ya se acabó.

Mientras no lo aceptamos y de alguna manera, muy dentro de nosotros, sigamos  pensando o esperando que en algún momento llegue a cambiar de opinión y regrese, no vamos a poder salir adelante. Además una cosa es incuestionable: No por no aceptar una realidad, ésta va a cambiar.

Aceptar la realidad es saber que lo que es, es, nos guste o no nos guste.


Regresar al índice.




Problemas que dificultan una ruptura amorosa.


Algunos de los problemas que nos pueden impedir superar un divorcio o una ruptura amorosa son:

1.- Creer, equivocadamente, que no podemos hacer nada para sentirnos mejor, mientras estemos sufriendo o mientras amemos a nuestra ex pareja.

Pensar así es un error. Tanto el amor como el sufrimiento que sentimos pueden durar mucho tiempo, pero a pesar de dichos sentimientos, desde un principio debemos tener el deseo de estar bien y estar dispuestos a hacer todo lo necesario para lograrlo.

2.- Idealizar a nuestra ex pareja.

Con frecuencia, dejamos de prestarle atención a todos los aspectos negativos de nuestra expareja y/o de la relación que tuvimos con ella y sólo recordamos y en ocasiones aumentamos, sus cualidades y los momentos felices que pasamos juntos. Cuando esto sucede, obviamente nos es difícil dejar ir algo tan “maravilloso”.

3.- Culparnos exclusivamente de lo sucedido, sin tener en cuenta que la separación es el resultado de diferentes elementos, en donde el principal es un cambio en los sentimientos, valores, pensamientos y/o percepción de nuestra ex pareja.

En estos casos vivimos tan centrados en el sentimiento de culpa, que no le prestamos atención a nada más y por lo tanto no vemos opciones de mejoría.



regresar al índice




¿Qué puedes hacer?


1.- Si tu pareja ya tomó la decisión y te dijo que ésta es final, no sigas presionándola y persiguiéndola, si ella ya está convencida no vas a lograr nada, más que sentirte peor.

2.- Aunque no tengas ganas de salir, de ver a tus amigos o de conocer gente nueva, hazlo. Muy probablemente al principio te vas a tener que obligar, pero poco a poco vas a empezar a disfrutar y a medida que lo hagas vas a pensar menos en tu ex pareja y a verla de una manera diferente. Pero para ello necesitas 3 cosas:

a) Obligarte a salir, aunque no tengas ganas.

b) No hablar constantemente de tu ex pareja y pedirle a tus amigos que tampoco lo hagan

c) darte permiso para divertirte, porque te lo mereces.

No evites salir de tu casa por creer que te van a compadecer o que te van a estar preguntando sobre lo sucedido.

Respecto a lo que piense o sienta la gente, tú no puedes hacer nada, salgas o no salgas de tu casa, pero casi todos hemos sido rechazados por alguien en algún momento de nuestra vida y todos lo superamos y si te preguntan o hablan sobre lo sucedido y tú no quieres hablar al respecto, con que simplemente les digas “no deseo hablar al respecto” es suficiente.

3.- Necesitas expresar lo que sientes y lo que te está pasando. Puedes hacerlo de 2 formas:

a) Elige 1 o 2 personas en quienes confíes, que te escuchen con respeto, no te compadezcan y no aumenten tu coraje y con quienes puedas hablar, en algunas ocasiones.

b) Escribiendo un diario o unas cartas a alguien a quien quieres mucho y en quien confíen, aunque ya no viva, cartas que no vas a mandar, puedas guardarlas o romperlas después de escribirlas.

4.-Toma parte en las actividades que antes hacías, aunque de momento te sientas sin ánimo y haz aquellas cosas que alguna vez pensaste que te gustaría hacer, aunque en un principio te tengas que obligar. Recuerda que es importante que estés activo una parte del tiempo y que trates de distraerte.

Aprovecha ahora que estás solo, para hacer aquello que te gusta y no podías hacer por falta de tiempo o porque no le gustaba a tu ex pareja.

5.- Si tu ex pareja está saliendo o viviendo con otra persona, nunca te compares con ella. Esa persona no es mejor que tú, simplemente es diferente y los gustos, necesidades, expectativas y valores de tu pareja, en estos momentos, son distintos a los que tenía cuando empezó su relación contigo. En ese entonces, para su forma de ser de ese momento, tú eras él o la adecuad@, pero para cómo se siente y lo que quiere ahora, tu ex pareja piensa que ya no lo eres.





Psic. Silvia Russek.
Lic. en Psicología Clinica.
Especialidad en Terapia de Pareja.
Especialidad en Terapia Cognitiva.
Terapia por Internet. por videoconferencia.
Citas:
e-mail: bienestar.e@gmail.com





¿Sobre qué temas te gustaría leer?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


¿Puedes calificar este artículo, por favor?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.






Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.


Hola.
Tú me conoces.
Soy Silvia Russek.



¿Estás viviendo
una situación difícil?

¿Necesitas ayuda,
un consejo
o una terapia?

Consúltame.
Escribeme a:
bienestar.e@gmail.com