¿Qué es lo que a ti te causa estrés?




¿Por qué lo que estresa a una persona, no le afecta a otra?

Conoce los motivos. 





No vivas presionado.

Conoce el estrés y combátelo.



"El mundo es un rompecabezas, cuyas piezas cada uno de nosotros arma de diferente manera". David Viscott (Escritor).





El estrés y las diferencias individuales.

No todas las personas se estresan ante las mismas situaciones.

Ni todas responden con igual intensidad ante los mismos problemas.

Imagina la siguiente situación:

Un amigo te llama por teléfono y te dice que está preocupado, porque se encontró con tu jefe, tu papá, tu socio, etc. y que cuando le preguntó por ti, lo vio muy enojado.

¿Cómo crees que reaccionarías?

  • ¿Con preocupación?
  • ¿Molestia o enojo?
  • ¿Le haces más preguntas al respecto?
  • ¿Te da risa?
  • ¿No lo tomas en cuenta?


¿Crees que toda la gente que conoces reaccionaría igual?

Seguramente conoces personas que se sentirían y actuarían de manera diferente.





¿A que crees que se deba esa diferencia?

Ante un mismo hecho, cada uno de nosotros responde de manera distinta.

Sólo nos estresamos cuando:

  • sentimos que no somos capaces de resolver el problema o situación que estamos viviendo

  • creemos que esa situación nos puede causar un daño de algún tipo: físico, psicológico, emocional, social, laboral, etc.

Nuestras emociones y respuestas no dependen de la situación en sí, sino de lo que pensamos de dicha situación.
De cómo la evaluamos.
De si nos consideramos capaces de resolver el problema y de la importancia que le damos a los posibles resultados.

Por eso hay situaciones que a ti te afectan y otras personas ni siquiera las tomas en cuenta.
Y viceversa.

Otros elementos que influyen en nuestra forma de responder ante el estrés, son: experiencias previas, personalidad y habilidades personales.




¿Qué hacer?

Analiza tus pensamientos y aquellos que son negativos y exagerados, cámbialos por otros que sean más adecuados, basados en la realidad y proporcionados a lo que está sucediendo.

Evita caer en el hábito de "adivinar" lo que va a suceder. Podemos suponer que se van a dar ciertas situaciones, basándonos en los hechos objetivos que se están dando y que pueden ser causa de ciertos eventos, pero no podemos asegurar que lo que nos preocupa, se va a dar.

Cuando reacciones con mucha intensidad emocional ante una situación, trata de recordar si se parece o te recuerda a una experiencia de tu pasado. Con frecuencia, este tipo de experiencias, dispara respuestas automáticas, que nos impiden analizar, objetiva y calmadamente lo que está sucediendo y por lo tanto, hacen que sea más difícil encontrar una buena solución.

Revisa tu autoestima, ya que cuando ésta es baja, nuestra forma de percibir, analizar, evaluar y responder a una situación, está distorcionada y nuestro nivel de estrés va a ser muy elevado, mientras que nuestra conducta puede ser, fácilmente, equivocada.



Si deseas buscar algún artículo en especial,
escribe, en el cuadro que se encuentra a continuación,
la palabra que indique el tema que estás buscando
y da click en donde dice search.

advanced



Lic. Silvia Russek.
Lic. en Psicología Clínica.
Especialidad en Terapia de Pareja.
Especialidad en Terapia Cognitiva.
Terapia por Internet. por videoconferencia.
Citas:
e-mail: bienestar.e@gmail.com



¿Sobre qué temas te gustaría leer?
¿Puedes calificar este artículo, por favor?

Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.



Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.