¿Divorciarse es fracasar?


Considerar el divorcio como un fracaso es cometer un gran error que aumenta nuestro sufrimiento.

¿Te sientes así?






Divorciarse no es fracasar.




"Por alguna razón, vemos el divorcio como una señal de fracaso, a pesar del hecho de que cada uno de nosotros tiene el derecho y la obligación de rectificar cualquier otro error que cometemos en la vida".
Joyce Brothers, (Famoso columnista psicólogo).





Si estás contento con tu vida y sentimientos actuales, NO hagas click aqui

La diferencia entre divorcio y fracaso.



Uno de los aspectos que más dañan a las personas que se divorcian, es el considerar que el divorcio es un fracaso.

La sociedad considera el fracaso como algo muy negativo.
Decir que alguien es un fracasado, es decir que es incapaz, tonto, poco valioso, digno de no ser tomado en cuenta etc., etc.

Pero, ¿qué significa realmente fracasar?

¿Cuántas veces tiene que fracasar cualquier investigador médico o científico antes de encontrar lo que busca?
¿Esos fracasos lo hacen menos valiosos o importantes como personas?

El diccionario define fracasar como: "dejar de obtener el resultado esperado".
Desde este punto de vista, ¿conoces a alguien que no haya fracasado muchísimas veces?

Quizás estés pensando: "Bueno, pero hay de fracasos a fracasos.
No es lo mismo fracasar en algo sin importancia que fracasar en un matrimonio".

Para analizar este tema tenemos que tomar en cuenta varios aspectos.

En primer lugar, ¿quién decide y en función de qué se decide, cómo se va a medir el fracaso?

Veamos el siguiente ejemplo:
Mario esta en la universidad.
Reprobó tres materias y el resto de sus calificaciones no son muy buenas.
Se presentó a un concurso de pintura y sacó el primer lugar.

¿Cómo considerarías a Mario?
¿Cómo un fracasado o como alguien que ha tenido éxito?

Para su papá, un ejecutivo de nivel medio, que no ha podido conseguir un mejor puesto por falta de una mejor preparación, Mario es un fracasado.
El señor está enojado y le da vergüenza que sus amigos se enteren.

Para su tío, el director de un importante museo y un conocido maestro de pintura, Mario ha tenido éxito.
Se siente muy orgulloso y a todos les habla de él.

¿Quién tiene razón y quién es el equivocado?

A la gente la evaluamos según nuestros valores, gustos y preferencias.
Por lo tanto, la "calificación" que le ponemos es subjetiva.

Lo que para una sociedad es bueno, para otra no lo es.
Lo que en una época se considera importante o adecuado, un par de siglos antes o después, se ve de diferente manera.

En segundo lugar, como pongo en mi libro, un divorcio puede darse por muchos motivos, por lo que es importante analizar qué es lo que está sucediendo.

Un divorcio es la decisión de terminar con una relación que ya no funciona para la pareja o por lo menos para uno de los miembros de la misma.
Está basado en el deseo de buscar una vida mejor.
¿Eso implica que el matrimonio fracasó?

No.

Significa que las dos personas que se casaron con ciertas necesidades, expectativas, sentimientos, etc., cambiaron.
Con el paso del tiempo ya no encuentran o ya no pueden dar, en esa relación, lo que se dio o se esperaba en un principio.

Nos casamos con una persona a la que conocemos, sólo en parte.
No importa cuánto tiempo estuvimos de novios o incluso si vivimos juntos antes de casarnos. El matrimonio implica un mayor compromiso, mayores expectativas de nosotros y de nuestra pareja y una "carga" emocional importante.

Con los años ambos vamos cambiando.
Tenemos que adaptarnos a esos cambios.
Tanto a los personales, como a los de la pareja.

Al mismo tiempo existen una gran cantidad de elementos que generan tensión e implican la necesidad de acuerdos constantes en relación a los hijos, familia política, amigos, actividades placenteras, trabajo, cambios económicos, etc.
Acuerdos que pueden ir en contra de nuestra forma de pensar e incluso de nuestros valores.

Los motivos para aumentar la distancia emocional entre los miembros de la pareja o para que surjan conflictos constantes son muchos.

¿Por qué algunas parejas continúan juntos y buscan resolver los problemas y otros no?

La razón no tiene nada que ver con la capacidad de la persona ni con ser exitoso o fracasado.

Tiene que ver con una pregunta:
¿Lo que tengo en mi relación de pareja, vale la pena el esfuerzo, frustración y/o sufrimiento que vivo con ella?

Nadie puede responder a esta pregunta, más que la persona que se la hace.
Porque es ella la que paga el costo de esa relación.

¿Y que sucede con la persona que no se quiere divorciar, pero su pareja así lo decide o se va de la casa?
¿Fracasó al no poder mantener contento a la pareja?

No.

Definitivamente no.

Nadie es responsable de nuestra felicidad y bienestar, más que nosotros mismos.
Nosotros somos responsables de nuestra actitud, pensamientos, sentimientos y conducta ante las experiencias que vivimos.

Si la otra persona tiene nuevas necesidades y expectativas o si está insatisfecha yo no puedo cambiar su vida.
Si me expresa lo que le sucede y juntos buscamos una opción, quizás pueda encontrar una solución.

Se dice que el matrimonio es de dos y el divorcio es también de dos.

Ambas situaciones involucran una gran cantidad de personas (hijos, familia, amigos, compañeros de trabajo, etc.) y de situaciones (salud, problemas económicos, religiosos, etc.) que día a día interfieren con la relación.

Entonces, ¿qué es fracasar?

¿Es decidir que esa relación ya no vale la pena?
¿O es seguir casado, a pesar del sufrimiento, soledad emocional y frustración que se vive en un mal matrimonio?

Fracasar es ver un problema, saber que tiene solución, que nosotros podemos hacer algo al respecto y no hacer absolutamente nada más que quejarnos.
Actuar, aunque no siempre nos de los resultados que queremos o nos cause dolor, nunca es fracasar, al contrario, es tener el valor de actuar.

Si estás contento con tu vida y sentimientos actuales, NO hagas click aqui





Psic. Silvia Russek
Lic. En Psicología Clínica.
Diplomado en Terapia de Pareja.

Especialidad en Terapia Cognitivo Conductual.
Terapia por Internet por videoconferencias citas e-mail: bienestar.e@gmail.com

Visita el blog mi bienestar
haciendo click en la foto:






Te recomiendo loe siguientes artículos:

Consecuencias del divorcio.
Las causas del divorcio.
Cómo manejar el coraje.
Algunos consejos para superar el divorcio.
La relación con tu ex-pareja.
La culpa en el divorcio.
El peligro de la culpa.
Cómo recuperarse del divorcio.
Optimismo o pesimismo.
Inseguridad sobre el futuro.
Mejora tu autoestima y calidad de vida.
Tipos de autoestima.
La autocompasión.
Cómo manejar la angustia.
Cómo manejar la ansiedad.





¿Sobre qué temas te gustaría leer?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


¿Puedes calificar este artículo, por favor?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.






Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.






Hola. Tú me conoces.
Soy Silvia Russek.
Tengo más de 35 años de experiencia
Este blog tiene más de 200,000 visitantes mensuales.



Adquiere mi libro


¡Bájalo Ya!




¿Estás viviendo
una situación difícil?

¿Necesitas ayuda,
un consejo
o una terapia?



Consúltame.
Escribeme a:
bienestar.e@gmail.com




¿Te sientes así?





Rompe las cadenas que te impiden lograr el bienestar.





Mi libro:
"Volver a Vivir,
Volver a Reír"


te da el
bienestar y satisfacción
que estás buscando.

Visita la página:

www.vencelacrisis.com.




Visita la página:

Recupera a tu esposa.