Estrés postraumático?


Puede haber situaciones que están más allá de nuestra capacidad de enfrentar, dejándonos vulnerables y aterrados, pero no debemos permitir que se conviertan en nuestra prisión.


¿Algún evento te dejó traumado?



Es momento de buscar una solución.



"El trauma no es lo que tú eres. Es algo que te hicieron o que te sucedió". Coral Anika Theill (Escritora americana).



Esta sección te ayuda a:

1.-Entender el estrés postraumático.

2.-Conocer algunos de los síntomas del estrés postraumático.

3.- Saber qué hacer.




¿Qué es el estrés postraumático?


¿Has vivido un evento traumático, en el que tu vida o integridad física ha estado en peligro?
¿Una situación aterradora, acompañada de un miedo sumamente intenso y una gran sensación de impotencia, porque no tienes como evitarla o escapar de ella?
¿Conoces a alguien que lo haya vivido?

Tú o cualquier persona que lo haya hecho, puede ser víctima del estrés postraumático.

Como su nombre lo indica, este tipo de estrés puede ser el resultado de haber vivido una experiencia traumática, como por ejemplo, un terremoto, inundaciones, un incendio, una violación, un asalto o secuestro, una guerra, etc. y puede surgir inmediatamente después del evento o hasta seis meses después de que éste ocurrió.

Sin embargo, no todos los que viven ese hecho se ven afectados por este tipo de trastorno. Una gran parte de las personas que se enfrentan a una situación de este tipo, pueden tener los síntomas del estrés postraumático durante un tiempo, para después, ver cómo van disminuyendo a lo largo del tiempo, hasta que desaparecen.

Cuando esto último no sucede, es necesario buscar ayuda.

Una de las principales características de este trastorno, es que se viven los recuerdos de lo sucedido, una y otra vez, con la misma intensidad con la que se dieron en la situación real, sin la posibilidad de controlarlos, es decir, la persona se ve agobiada por imágenes de lo sucedido, que no dependen de su voluntad y que surgen en cualquier momento.

Esto se debe a que el trauma no puede ser integrado a la memoria como un hecho del pasado, sino que sigue estando presente en su mente, como si realmente lo estuviera viviendo por primera vez.

Este tipo de estrés puede presentarse inmediatamente después del evento vivido o hasta seis meses después.
En ocasiones, cuando se presenta de inmediato, puede ir mejorando con el paso del tiempo, pero en otras puede mantenerse por años y volverse crónico.

A pesar de que no se conoce la causa de este trastorno, se sabe que puede afectar a cualquier persona, independientemente del sexo o edad, pero se ha encontrado que hay factores físicos, genéticos, psicológicos y sociales que pueden influir en su desarrollo. Además existe un factor acumulativo, es decir, que mientras más eventos de este tipo se hayan vivido, mayor la probabilidad de desarrollarlo.

Lo que si se ha podido observar es que el evento provoca una alteración constante en la respuesta normal de estrés de las personas y alteran tanto la producción de las hormonas del estrés, como el funcionamiento de los neurotransmisores relacionados.

Una persona puede llegar a experimentar estrés postraumático sin haber vivido directamente la experiencia que lo provoca, cuando se implica a tal grado, que empieza a sentirse vulnerable y a vivir el miedo que la situación provoca.


regresar al índice.





Síntomas del estrés postraumático.

Además de las imágenes revividas con intensidad, podemos encontrar algunos de los siguientes síntomas:

  • Sueños repetitivos, relacionados con lo sucedido.

  • Recuerdos y pensamientos que parecen imposibles de controlar.

  • Un sentimiento de insensibilidad o indiferencia ante muchas de las cosas que suceden en la vida diaria.

  • Apatía.

  • El deseo de evadirse psicológicamente o aislarse de las situaciones o personas que pueden recordarle lo sucedido.

  • Una respuesta exagerada ante cualquier tipo de estímulo que puede sobresaltarlo.

  • Sentimientos de soledad.

  • Pesadillas y/o problemas para dormir.

  • Culpa intensa por lo que se hizo o se dejó de hacer, como causa del evento.

  • Culpa del sobreviviente.

  • Furia hacia los demás y/o hacia uno mismo.

  • Depresión.

  • Malestares físicos, como problemas estomacales, dolor muscular o de cabeza, etc.

  • Hipervigilancia, que puede llevarlos a percibir como amenazante aun aquello que no lo es.

  • Problemas para relacionarse y confiar en otras personas.

  • Etc.



regresar al índice.





¿Qué hacer?

En primer lugar, aceptar que es una reacción normal ante lo que te sucedió y que es necesario que busques ayuda.
Busca toda la información que necesites, no te quedes con dudas.
Expresa tus emociones pero con las personas adecuadas, aquellas que te escuchen con respeto, atención y empatía, pero sin que alimenten tus sentimientos negativos.
Habla sobre lo que te sucedió, como un hecho pasado.

Lleva a cabo el proceso de duelo respecto a las pérdidas que tuviste, incluyendo el sentimiento de seguridad y tu autoimagen.
Ten en cuenta que los recuerdos, como tal, no van a desaparecer, pero lo importante es que aprendas a manejarlos y a controlarlos, para que no te abrumen y no te provoque emociones tan intensas.
Aprende a detectar tu diálogo interno y cambia los pensamientos irracionales que te están perjudicando.

Es importante la exposición a situaciones reales o imaginarias, que tengan algún estímulo que te recuerde lo sucedido, pero con un psicólogo calificado.
Acude a grupos de apoyo que se encuentren en la misma situación.
Aprende a relajarte.
Practica técnicas de respiración.
Si te es posible, haz yoga.

Lleva a cabo actividades que sean agradables para ti o que lo hayan sido antes de la situación vivida.
Acude al médico, para que te recete, si es necesario, pero evita automedicarte o recurrir al alcohol o las drogas, para sentirte mejor.
Haz ejercicio.
Aliméntate sanamente.







Psic. Silvia Russek
Lic. En Psicología Clínica.
Maestría en Terapia de Pareja.
Terapia individual y de pareja.
Citas:
Tel. 044 55 1924 9863 (Ciudad de México).
e-mail: bienestar.e@gmail.com

Visita el blog mi bienestar
haciendo click en la foto:







¿Sobre qué temas te gustaría leer?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


¿Puedes calificar este artículo, por favor?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


Agrega este sitio a tus favoritos para que siempre tengas
una opción para sentirte mejor.






Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.




Página de inicio ¿Quién soy? Tú-y-yo Obstáculos en nuestro camino Técnicas y soluciones Cuestionarios Estrés Divorcio Autoestima Emociones





Hola. Tú me conoces.
Soy Silvia Russek.
Tengo más de 35 años de experiencia
Este blog tiene más de 200,000 visitantes mensuales.



Adquiere mi libro


¡Bájalo Ya!




¿Estás viviendo
una situación difícil?

¿Necesitas ayuda,
un consejo
o una terapia?



Consúltame.
Escribeme a:
bienestar.e@gmail.com




¿Te sientes así?





Rompe las cadenas que te impiden lograr el bienestar.





Mi libro:
"Volver a Vivir,
Volver a Reír"


te da el
bienestar y satisfacción
que estás buscando.

Visita la página:

www.vencelacrisis.com.




Visita la página:

Recupera a tu esposa.