Relación entre estrés
y algunas enfermedades.



El estrés se relaciona, directamente, con enfermedades cardiovasculares, ulceras estomacales y otros problemas digestivos, alergias de la piel, asma, problemas del sistema inmunológico, etc., ya que altera el funcionamiento y equilibrio de nuestro organismo.



¿Piensas que el estrés no te afecta?


A todos nos daña.


"El ser humano pasa la primera mitad de su vida arruinando la salud y la otra mitad intentando restablecerla". Joseph Leonard (Médico estadounidense premio Nobel de Fisiología y Medicina).






Esta sección te ayuda a:


1.- Entender la importancia de la respuesta de ataque o huída.

2.- Conocer algunas de las enfermedades relacionadas con el estrés.

3.- Saber qué hacer.





La respuesta de ataque o huída.


¿Sabes por qué en situaciones de peligro o emergencia, somos capaces de:

  • Correr a mayor velocidad o mayores distancias,

  • cargar cosas mucho más pesadas o

  • hacer cosas que normalmente no podríamos hacer?

¿Has notado los cambios que el estrés produce en tu cuerpo?
¿Sabes por qué se dan?

Nuestro instinto de supervivencia nos protege, dándonos mayor fuerza y energía cuando nos enfrentamos a una situación peligrosa.
Esta reacción se llama de "ataque o huida" y es parte de nuestra carga genética.
Forma parte del ser humano desde la época del hombre de las cavernas.

En aquella época, cuando el hombre se encontraba frente a un animal, necesitaba una descarga extra de energía para atacarlo, cazarlo y comer o para huir y salvar su vida.

Para poder hacerlo, su cuerpo reaccionaba de manera automática, activando al sistema nervioso que iniciaba la producción de diferentes substancias, principalmente adrenalina, noradrenalina y cortisol.

Estas substancias provocan:

  • Un aumento en el ritmo cardiaco, en donde el corazón late más rápido para aumentar la cantidad de sangre y oxigeno que manda a diferentes órganos y músculos.

  • Un incremento del nivel de azúcar en la sangre, para proporcionar mayor energía.

  • Tensión en los músculos, para permitir movimientos más rápidos y eficientes.

  • Suspensión de la digestión, para ahorrar energía y poder utilizarla en otros órganos o procesos del organismo.

  • Mayor cantidad de sudor, para mantener una buena temperatura corporal.

  • etc.

En esa época, el hombre actuaba, luchaba o huía, descargaba todo el exceso de energía y una vez que pasaba el problema, entraba en acción nuevamente el sistema nervioso central, para ayudar al organismo a funcionar "normalmente" y recuperar su equilibrio.


regresar al índice.





Enfermedades relacionadas con el estrés.

¿Pero qué sucede actualmente?

Ya no nos enfrentamos a los animales, pero nos enfrentamos a deudas, problemas familiares o de trabajo, amenazas contra nuestra autoestima, tráfico agresivo, inseguridad, divorcios, desempleo, miedo a la crítica y al rechazo, etc., etc.

Ante cualquier situación que percibimos como amenazante, difícil, peligrosa, problemática, etc., se dispara de manera automática este mismo mecanismo.

Nuestro organismo se activa y reacciona de la misma manera, pero:

  • No descargamos el exceso de energía,

  • la situación estresante no es momentánea y de vez en cuando, sino que se repite constantemente o dura más, sin darnos el tiempo necesario para recuperarnos del desgaste que sufre el organismo.

El problema es que estamos tan acostumbrados a vivir así, que ya no notamos los síntomas del estrés y sus consecuencias a menos que sean muy intensos.

Si los síntomas descritos en la respuesta de ataque o huída no son tan intensos, no los percibimos o pensamos, equivocadamente que "A mí no me afecta" , hasta que un día vamos con el doctor con alguno de los siguientes problemas:

  • Dolores o contracturas musculares.
    Provocados por la constante tensión de los músculos que se preparan para actuar.

  • Migrañas y dolores de cabeza.
    Causados por dilatación de vasos sanguíneos o espasmos musculares del cuello y la cabeza.



  • Presión alta o problemas del corazón.
    El corazón trabaja más rápido, lo que significa un sobre esfuerzo importante, algunos vasos sanguíneos se contraen dificultando el paso de sangre y puede llegar a bloquearse, la presión arterial se eleva, las arterias se lastimas con la presión de la sangre que circula por ellas a mayor velocidad, etc.



  • Asma.
    Los bronquios se contraen y hay una reducción de antiinflamatorios y hormonas antialérgicas).

  • Incremento en los problemas de diabetes.
    El estrés incrementa el nivel de azucaren sangre.



  • Problemas de la piel.
    El sudor modifica el PH de la piel.

  • Colitis, ulcera, síndrome del intestino irritable, diarreas constantes, estreñimiento, etc.
    Cuando estamos estresados, la digestión se detiene, aumenta la cantidad de ácidos estomacales, se altera la motilidad del colon, etc.



  • Gripas constantes.
    El cortisol afecta el trabajo del sistema inmunológico.

  • Depresión.
    Provocada por la alteración de la adrenalina y noradrenalina.



  • Algunos problemas sexuales.
    El estrés altera los niveles hormonales.

  • Etc.

Aunque muchas de estas enfermedades pueden estar provocadas o alimentadas por el estrés, si tienes alguna de ellas es importante que acudas al médico para que vea si la causa principal es un trastorno médico y que te dé, el tratamiento indicado.


regresar al índice.





¿Qué hacer?

Aunque muchas de estas enfermedades pueden estar provocadas o alimentadas por el estrés, si tienes alguna de ellas es importante que acudas al médico para que vea si la causa principal es un trastorno médico y que te dé, el tratamiento indicado.

Recuerda que a los hombres les es más difícil reconocer y aceptar su malestar e incluso su enfermedad y generalmente evitan acudir al médico.
Esto se debe a creencias equivocadas que se les enseñaron durante la niñez y que disminuyen su productividad y calidad de vida, por lo tanto, valdría la pena que te las replantearas.

Si tienes molestias físicas constantes o alguna enfermedad, no te automediques.
Visita a tu médico para que te revise.
Un mismo síntoma o enfermedad puede tener diferentes causas, por lo que el tratamiento puede ser diferente en cada ocasión.
Además algunas medicinas "chocan" con otras o no tienen el mismo efecto.

Aunque el estrés es un elemento sumamente importante y debe de ser tomado en cuenta, no hay que descartar los aspectos médicos.

Aprende a relajarte y a respirar adecuadamente.
Lleva un estilo de vida sano.
Cambia tu actitud ante la vida y aprende a manejar el estrés con la información proporcionada en los artículos proporcionados más adelante.








Psic. Silvia Russek
Lic. En Psicología Clínica.
Maestría en Terapia de Pareja.
Tel. 044 55 1924 9863 (Ciudad de México).
e-mail: bienestar.e@gmail.com



Te recomiendo los siguientes artículos:

Los tres aspectos básicos del éxito.
Síntomas y consecuencias del estrés.
Situaciones que provocan estrés.
¿Cómo definir y mejorar las causas de mi estrés?
¿Qué es lo que a ti te causa estrés?
Principales causas del estrés.
El estrés y el medio ambiente.
Estrés, familia y sociedad.
Estrés y personalidad.
Causas laborales del estrés.
Problemas económicos y estrés.
Inseguridad sobre el futuro.
El estrés y nuestros pensamientos.
Una autoestima baja.
Autoestima y perfeccionismo.
El estrés y nuestros pensamientos.
El estrés, las preocupaciones y el futuro.
Ideas, pensamientos, creencias y estrés.
Estilos de pensamiento equivocados.
Cambia tus pensamientos equivocados.
Acaba con las preocupaciones innecesarias.
No más preocupaciones innecesarias.
Cómo vencer las preocupaciones.
Problemas de Insomnio.
Relajación y salud.
Respira correctamente.
Cómo establecer prioridades.
El estrés y la comida.
Manejo del tiempo.

Encuentra en este sitio el tema que te interesa
escribiendo la palabra en el rectángulo
y haciendo click en la palabra find.


powered by FreeFind





¿Sobre qué temas te gustaría leer?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


¿Puedes calificar este artículo, por favor?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


Agrega este sitio a tus favoritos para que siempre tengas
una opción para sentirte mejor.






Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.




Página de inicio ¿Quién soy? Tú-y-yo Obstáculos en nuestro camino Técnicas y soluciones Cuestionarios Estrés Divorcio Autoestima Emociones







Hola.
Tú me conoces.
Soy Silvia Russek.





¿Estás viviendo
una situación difícil?

¿Necesitas ayuda,
un consejo
o una terapia?



Consúltame.
Escribeme a:
bienestar.e@gmail.com









¿Sabes cuánto vales,
en realidad?.





Sitios recomendados

Recupera
a tu esposa.