Elimina los obstáculos.




Los obstáculos más importantes en nuestra vida, están dentro de nosotros mismos: nuestros temores, creencias equivocadas y falta de información.
En nuestras manos está, aprender a eliminarlos.




Elimínalos,
para lograr tus propósitos.

Alcanza tus metas, realiza tus deseos.



“El pesimista se queja del viento;
el optimista espera que cambie;
el realista ajusta las velas”.
William Arthur Ward (escritor y maestro norteamericano).




¿Por qué no has logrado

lo que deseas.



¿Cuántas veces te has hecho un propósito y no has podido lograrlo?
Seguramente muchas.
A todos nos pasa.

Casi todos hemos dicho en más de una ocasión:

"Se lo que tengo que hacer, pero no puedo hacerlo"




Hay dos elementos que nos impiden lograr nuestras metas: 

a) Ideas y creencias equivocadas respecto a:

  • Nosotros mismos. (No soy capaz, las cosas siempre me salen mal, etc.)


  • Los demás. (Si me equivoco me van a criticar. Si no actúo como quieren, me van a rechazar, se van a alejar de mí, etc.)


  • La suerte, el destino, la vida, etc. (Nunca he tenido buena suerte. La vida es sufrimiento, etc.)


b) Falta de información sobre:

  • Lo que necesitamos para lograr la felicidad y lo que nos impide lograrla.(Poca consciencia o autoconocimiento de nuestras necesidades internas, fortalezas y debilidades).


  • Las técnicas apropiadas para manejar nuestros problemas y emociones.




a) Aprendemos nuestras ideas, creencias o temores durante la niñez y de la cultura en la que vivimos.

Algunas son correctas y nos permiten vivir, disfrutar y progresar. Por ejemplo: La vida es bella. Cuando nos esforzamos, logramos nuestros deseos. Vale la pena luchar por las cosas que nos ayudan a vivir mejor, etc.

Otras están equivocadas o ya no son adecuadas para esta época y para nuestra forma de ser actual. Por ejemplo: Las mujeres son el sexo débil. Los hombres tienen que ser siempre fuertes y "fríos", etc.

Para solucionar nuestros problemas, tenemos que modificar las ideas o creencias que nos perjudican o hacen sufrir.

Podemos hacerlo, pero primero tenemos que estar conscientes de ellas.
Reconocer que pueden estar equivocadas o que son obsoletas para la época actual.

No es fácil, porque aceptar que estamos equivocados nos causa angustia o malestar.
Pero es la única forma de vivir mejor.


b) Nos falta información, porque no nos damos el tiempo o no estamos acostumbrados a:

  • Reflexionar sobre nosotros mismos, nuestra conducta, pensamientos, sentimientos, necesidades, defectos, cualidades, etc., que me impiden lograr mis deseos y corregir mis errores.
  • Pedir o buscar la ayuda o información adecuada y confiable que necesitamos.




Recuerda que siempre podemos sentirnos mejor o, aun en las peores situaciones, podemos estar menos mal. Pero somos nosotros quienes tenemos que tomar la decisión de actuar.

Ante las situaciones que no tienen solución o que no está en nuestras manos dicha solución, podemos cambiar nuestra forma de percibirlas, evaluarlas y vivirlas.

Víctor Frankl, un gran psicólogo y sobreviviente de los campos de concentración, planteaba lo siguiente: "Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento".

Y recuerda también, que no fueros sólo palabras "bonitas" pronunciadas en un momento dado. Su conducta, sus sentimientos y forma de vida, dentro y fuera del campo de concentración, nos demuestran que sí se puede hacer.

Probablemente la diferencia entre él y tú, está en que Víctor Frankl sabía cómo hacerlo. Si tú no lo sabes, puedes aprender.

Frankl estaba siempre dispuesto a hacer el esfuerzo para lograrlo.

Y tú, ¿también lo estás?

¿El resultado de su actitud?

Vivió menos mal y con menos dolor en el campo de concentración y salió de él, emocionalmente sano y fuerte. No sólo evitó amargarse, deprimirse, etc., sino que pudo disfrutar de su vida y ayudar a mucha gente.

No tienes por qué permitir que tu vida, independientemente de la edad que tengas, sea "gris", dolorosa, llena de enojo, apatía o soledad.


Recuerda lo que dijo Anatole France (novelista y premio Nóbel francés): "Si 50 millones de personas creen una tontería, sigue siendo una tontería."

No importa donde aprendimos a creer ciertas cosas o cuanto tiempo llevamos con dichas creencias. Lo importante es que,

si son equivocadas, obsoletas o nos causan daño,

ha llegado el momento de modificarlas.




El camino hacia nuestras metas.

¿Cuál es el camino adecuado?

Tenemos dos opciones:

  1. Evitar y negar.
  2. Aceptar, corregir y vivir mejor.


1. ¿Conoces alguna persona que se divorcia y asegura que no entiende lo que pasó, "porque todo estaba muy bien?

¿Tienes algún amigo o conocido que se "asombra" cuando el médico le diagnostica una enfermedad grave, pero que se pasó negando o quitándole importancia a las molestias que tuvo durante varios meses?

Negar las cosas que nos causan dolor es parte del ser humano.
Puede ser nuestra respuesta inicial ante un problema o situación dolorosa.
Pero evitar el dolor a corto plazo, sin buscar la mejor solución, nos provoca un sufrimiento más intenso y de mayor duración.


2. Es difícil enfrentar nuestros errores, las cosas que no nos gustan de nuestra forma de ser o aquellas que nos angustian.
Pero una vida plena y satisfactoria está basada en el conocimiento y aceptación de nosotros mismos y de nuestra realidad.


Sólo así podemos:

  • Satisfacer nuestras necesidades.
  • Fortalecer nuestras áreas "débiles" o poco desarrolladas.
  • Deslindar responsabilidades.
  • Aprender lo que no sabemos hacer.
  • Buscar el apoyo y ayuda que necesitamos.


Para reconocer algo, es necesario querer hacerlo y tener el valor para llevarlo a cabo. Pero es la única manera de evitar que los problemas crezcan y se salgan de nuestro control.


puedes tener una vida mejor.
Tienes la capacidad de lograrlo.
Aprende cómo hacerlo.
¡Vale la pena el esfuerzo!



¿Qué puedes hacer?

¿Piensa en alguna situación que te cuesta trabajo llevar a cabo y que te causa estrés, enojo o angustia.

Descríbela (de preferencia por escrito y de manera específica).

Completa rápidamente las siguientes oraciones, sin pensar en la respuesta.
Escribe lo primero que te viene a la mente.

Me es difícil cambiar, porque…
Me preocupa que…
Pienso que yo…
Creo que los demás…
Me da miedo…
Si fracaso significa que yo…
Si fallo, la gente…
Si tengo éxito, los demás…
Me es difícil lograr…
Me siento desmotivado cuando…
Cuando las cosas no son como yo quiero…
Cuando algo me cuesta trabajo…
Cuando vivo cambios importantes, yo…


Ahora analiza tus respuestas y saca tus conclusiones sobre los temores, preocupaciones y creencias que te impiden actuar.

Hazlo como si las respuestas fueran de otra persona.
No las relaciones de momento contigo. Es más fácil ver las cosas "desde afuera".

Revisa el artículo Los obstáculos internos, en donde encontrarás información que te ayudará a lograr tus metas y deseos.




Psic. Silvia Russek.
Lic. en Psicología Clinica.
Especialidad en Terapia de Pareja.
Especialidad en Terapia Cognitiva.
Terapia por Internet. por videoconferencia.
Citas:
e-mail: bienestar.e@gmail.com

Visita el blog mi bienestar
haciendo click en la foto: 







¿Sobre qué temas te gustaría leer?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


¿Puedes calificar este artículo, por favor?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.




Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.