Cómo manejar el dolor físico.

El dolor afecta nuestras relaciones, trabajo, estado de ánimo, calidad de vida y es uno de los principales síntomas de estrés.
Nuestra actitud puede aumentarlo.
Pero tú puedes disminuirlo o eliminarlo. Aprende a hacerlo.




¿El dolor disminuye tu calidad de vida?




Aprende a manejarlo.



"La peor parte del dolor corporal, es aquella que es incorpórea o inmaterial; es nuestra impaciencia y la desilusión que puede perdurar por siempre". Johann Paul Richter (Poeta alemán).






Esta sección te ayuda a:


1.- Entender el dolor y sus características.

2.- Reconocer las consecuencias del dolor crónico.

3.- Saber qué hacer.





El dolor físico.



¿Cuántas veces has tenido dolor de cabeza, estómago o muelas?
Seguramente muchas.
Cada vez que nos lastimamos o enfermamos, sentimos dolor.
El dolor nos acompaña desde que nacemos hasta que morimos.

Y a pesar de que no nos gusta sentirlo, con frecuencia nos es de gran utilidad.
De hecho, el dolor tiene una función.
A través del dolor, el cuerpo le avisa al cerebro que existe un problema, pequeño o grande, que hay que solucionar.

¿Te imaginas que sucedería, si tuvieras un infarto o un ataque de apendicitis, sin dolor?
¿O qué sucedería si agarraras algo muy caliente, que te quemara la mano y no te doliera?
Si no sintiéramos dolor, probablemente moriríamos muy jóvenes, porque no iríamos al doctor hasta que fuera demasiado tarde o quizás ni siquiera nos daríamos cuenta de que estamos enfermos (como en el caso del cáncer) y un día moriríamos sin haber hecho nada al respecto.

Sin embargo hay dos tipos de dolor:

  • Dolor agudo, que es de corta duración y la mayor parte de las veces desaparece con medicamentos o incluso con descanso, compresas, analgésicos, etc. y



  • Dolor crónico, que dura más de 3 meses, aunque con frecuencia no se sabe cuánto va a durar o si se va a poder eliminar.
    Este tipo de dolor está muy relacionado con las enfermedades crónicas degenerativas, como el cáncer, diabetes melitus, artritis reumatoide, etc.

Nuestras habilidades para manejar el dolor y nuestra actitud ante el mismo, pueden irse debilitando cuando el dolor es muy intenso y se prolonga durante demasiado tiempo.
En estos casos, podemos llegar a sentirnos indefensos, vulnerables, solos, angustiados, deprimidos y/o enojados.

El dolor es universal, todos lo sentimos.
Sin embargo, es una experiencia muy personal.

Depende de:

  1. El umbral del dolor de cada persona.
    Este aspecto se refiere a la fuerza que debe tener un estímulo, para que la persona lo perciba.
    Una persona con un umbral del dolor bajo, puede percibir como dolor, un golpe que una persona con un umbral alto apenas lo registra.

    Este es un aspecto fisiológico y no tiene nada que ver con el sexo de la persona.



  2. El aspecto psicológico del dolor.
    Éste se refiere a la reacción personal ante el dolor.
    Dicha reacción está relacionada con los pensamientos y emociones que tenemos ante el dolor, las experiencias que hemos tenido y al significado que le damos.

    Ante un dolor de la misma intensidad, una persona puede reaccionar como si fuera intolerable y otra puede mantenerse bastante tranquila.
    Hay personas que responden al dolor con angustia, lagrimas, gritos, etc., mientras que otras se mantienen calmadas y se muestran cooperativas.
    Incluso una misma persona puede reaccionar ante un dolor de determinada manera en alguna ocasión y de manera opuesta en otra.


regresar al índice.





Consecuencias del dolor crónico.


Además del sufrimiento físico que nos causa el dolor crónico, repercute negativamente en las diferentes áreas de nuestra vida:

  • Nos impide dormir o provoca que nos despertemos durante la noche, por lo que no podemos descansar y recuperarnos del desgaste que implica la enfermedad y el dolor mismo.



  • Puede influir en nuestros hábitos alimenticios, disminuyendo la cantidad y/o calidad de nuestra alimentación, debilitándose nuestro organismo en un momento en que es importante alimentarnos sanamente.



  • Nos afecta socialmente, ya que disminuye el tiempo que le dedicamos a nuestras relaciones, debido a nuestro malestar físico y al malestar emocional que resulta del mismo.



  • Podemos perder el trabajo o bajar nuestra productividad y eficiencia, porque el dolor nos impide rendir igual.



  • Las relaciones familiares y de pareja se ven afectadas por conflictos constantes, ya que el malestar de la persona que sufre el dolor repercute en su trato hacia los demás, por lo que la respuesta de ellos es similar.
    Además el enfermo empieza a tener expectativas respecto a la conducta de sus seres queridos, que muchas veces ni siquiera expresa, pero que pocas veces pueden ser cumplidas, generándole un gran coraje.



  • Sus relaciones sexuales se ven afectadas.



  • Existe una pérdida de movilidad, que provoca una disminución en muchas de nuestras actividades personales o una disminución en el placer que éstas nos producen.



  • Como resultado de la mayor parte de los puntos anteriores, la persona puede caer fácilmente en una depresión.
    Esta situación aumenta sus conflictos con los demás, incrementa su sufrimiento emocional y con frecuencia, influye negativamente en su actitud y colaboración hacia el tratamiento.



  • Los puntos anteriores deterioran, también, la autoestima de la persona, lo que aumenta la depresión, negatividad y agresión pasiva o activa del paciente.



  • El dolor, independientemente de que sea crónico o agudo, es uno de los principales aíntomas de estrés.
    Cuando lo sentimos, provoca en el organismo un gran desgaste y requiere de un sobreesfuerzo del mismo.
    Sin rmbargo, pocas veces sentimos decho estrés, porque toda nuestra atención está puesta en el dolor.



regresar al índice.





¿Qué hacer?


Tú sabes que la información es importante, pero la acción es determinante.
Por eso es tan importante trabajar en las conductas, hábitos, pensamientos, etc., que necesitas modificar o en las situaciones que quieres eliminar de tu vida.

Ante una situación de dolor crónico necesitamos trabajar en tres áreas.

Para disminuir o eliminar el dolor podemos utilizar diferentes técnicas:

  • Relajación,

  • visualizaciones,

  • respiración,

  • distracción,

  • retroalimentación (biofeed-back),

  • autohipnosis,

  • meditación,

  • etc.

Para proteger las diferentes áreas de nuestra vida podemos utilizar técnicas de:

  • Comunicación,

  • solución de problemas,

  • negociación,

  • establecer prioridades,

  • etc.

En cuanto al trabajo personal, los puntos importantes son:

  • Control de estrés,

  • manejo del coraje,

  • autoestima,

  • cambiar los estilos de pensamiento equivocados,

  • aceptación de las limitaciones,

  • trabajar sobre el establecimiento de nuevas metas y nuevas prioridades,

  • vencer el miedo al dolor,

  • evitar la automedicación o buscar el bienestar a través del alcohol o la droga,

  • no caer en el victimismo (sentirnos víctimas),

  • etc.

Reconócete y apláudete por cada logro, por pequeño que sea, porque te lo mereces por tu esfuerzo.

Date el tiempo que necesites.
Busca mayor información, apoyo, etc. cuando te haga falta.
Como resultado, obtendrás el éxito.








Psic. Silvia Russek
Lic. En Psicología Clínica.
Maestría en Terapia de Pareja.
Tel. 044 55 1924 9863 (Ciudad de México).
e-mail: bienestar.e@gmail.com


Te recomiendo los siguientes artículos:
El estrés y su solución.
Poca tolerancia a la frustración.
Cambia tus pensamientos equivocados.
Cómo mejorar nuestra comunicación.
Problemas en la comunicación.
Relajación y salud.
Respira correctamente.
Autoestima, la llave de tu bienestar.
Autoimagen, nuestro espejo interno.
Autoaceptación y bienestar.
¿Qué significa auto-aceptarse? .
Autoestima, salud y enfermedad.
La depresión.
Como vencer la depresión.





Agrega este sitio a tus favoritos para que siempre tengas
una opción para sentirte mejor.


¿Puedes calificar este artículo, por favor?

Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.





Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.


Página de inicio ¿Quién soy? Tú-y-yo Obstáculos en nuestro camino Técnicas y soluciones





Hola.
Tú me conoces.
Soy Silvia Russek.





¿Estás viviendo
una situación difícil?

¿Necesitas ayuda,
un consejo
o una terapia?



Consúltame.
Escribeme a:
bienestar.e@gmail.com









¿Sabes cuánto vales,
en realidad?.





Sitios recomendados

Recupera
a tu esposa.