Hola. Pronto vamos a cambiar la estructura e imagen de esta página y en el proceso puede haber algunos errores que comete el sistema, te pido paciencia, mientras los corrijo. El material va a seguir siendo el de siempre y constantemente va a aumentar y a mejorar. Si deseas hacerme algún comentario, escríbeme, por favor a: bienestar.e@gmail.com Muchas gracias. Silvia

Los sentimientos del niño,
ante el divorcio de sus padres.




Ante el divorcio de los padres, los niños se angustian, deprimen, enojan y/o se vuelven agresivos. Ayúdalos a entender la situación y a manejar sus emociones.




No puedes evitar el sufrimiento de tus hijos.



Pero puedes ayudarlos a superarlo.




La infancia tiene sus propias maneras de ver, pensar y sentir; nada hay más insensato, que pretender sustituirlas por las nuestras.
Jean Jacques Rousseau (Filósofo suizo).




Los niños y sus emociones.


El divorcio es difícil para todas las personas involucradas.


Pero para los niños lo es todavía más, porque:

  1. Se enfrentan a un hecho inesperado, para el que no están preparados.
    Aun en matrimonios muy conflictivos, los hijos casi siempre piensan que sus padres van a seguir juntos.


  2. No tiene ningún control sobre la situación.


  3. Los cambios y el no saber lo qué va a suceder, les generan mucha angustia.


  4. Debido a su edad, tienen pocas herramientas para manejar sus emociones y los problemas a los que se enfrentan.


  5. Su seguridad y bienestar emocional depende de sus padres y en el momento del divorcio, éstos no pueden darles todo el apoyo, amor y ayuda que necesitan.






La reacción emocional de cada niño.


Cada niño es diferente y reacciona de manera distinta ante sus sentimientos.

De acuerdo a su edad y forma de ser, pueden:

  • Negarlos,
  • reprimirlos,
  • no expresarlos abiertamente por: ser introvertidos temor a provocar el enojo, rechazo o la crítica de alguno de sus padres,
  • hablar sobre lo que sienten,
  • actuar negativamente: hacer berrinches, agredir, tener problemas en la escuela, etc.


Todos los niños se ven afectados ante el divorcio de los padres.
Sin embargo existen diferencias importantes de acuerdo a:

  • La edad.
  • Forma de ser del niño.
  • La situación familiar antes del divorcio.
  • El tipo de relación y cercanía con cada uno de los padres, antes y durante la separación.
  • La atención, apoyo y cariño que reciben de cada uno de los padres, durante todo el proceso.
  • El apoyo de otras personas significativas en su vida: hermanos, abuelos, tíos, etc.
  • La manera en que los padres manejan el divorcio: hostilidad, conflictos, duración, etc.
  • Los cambios que el divorcio provoca en su vida diaria: económicos, sociales, cambio de casa, si la mamá no trabajaba y tiene que empezar a hacerlo, etc.





¿Qué hacer?

Respeta la manera de ser de cada uno de tus hijos, aunque sea distinta a la tuya.

Si no hablan sobre lo que sienten, trata de favorecer la comunicación, pero no los forces.
Si su conducta es negativa o agresiva, ya sea en la casa o escuela, no lo permitas.

No los compadezcas o disculpes, pensando que actúan así porque están sufriendo.

Es cierto que sufren pero necesitan límites estables y firmes, que les den la estructura que les falta.
Si tu los compadeces, van a aprender a sentirse víctimas y a pensar que están derrotados y su autoestima disminuye.

Esta actitud puede volverse permanente.

Recuerda que el niño no es un adulto chiquito.

Percibe y reacciona de manera distinta y necesita el apoyo, cariño y comprensión de sus padres, para que el divorcio los afecte lo menos posible.

Seguramente en estos momentos, te es difícil tener la paciencia, tranquilidad y quizás el tiempo que tus hijos necesitan, pero es importante que hagas un esfuerzo.

Piensa que para ellos es más difícil que para ti, porque son más pequeños y tienen menos herramientas.

Aunque nadie puede ocupar tu lugar, ni darles el cariño y seguridad que tú les das, si los abuelos o tíos están emocionalmente cerca de tus hijos, pueden ayudarte, aunque no substituirte.

El artículo: El niño y sus sentimientos te puede ayudar a comprenderlo y apoyarlo, en estos momentos.
Revisa las sugerencias sobre cómo ayudar a los niños, ante el divorcio de los padres y qué hacer si tu hijo está deprimido, estresado o agresivo.

Recuerda qué para poder apoyar a tus hijos en estos momentos, tú debes tratar de estar lo mejor posible. Si estás enojado, te sientes fracasado o culpable, es necesario que disminuyas o elimines esos sentimientos.







Psic. Silvia Russek
Lic. En Psicología Clínica.
Especialidad en Terapia de Pareja.
Especialidad en Terapia Cognitivo Conductual.
Citas: Terapia por Internet, por videoconferencia.
e-mail: bienestar.e@gmail.com







¿Sobre qué temas te gustaría leer?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


¿Puedes calificar este artículo, por favor?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.







Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.