¿Cómo definir y mejorar
las causas de mi estrés?


Soluciona tus problemas, conociendo sus causas y buscando la información correcta, antes de actuar.



Busca la respuesta.

Actúa y disfruta los resultados.




"Existe al menos un rincón del universo que con toda seguridad puedes mejorar, y eres tú mismo." Aldoux Huxley (novelista, ensayista, crítico y poeta inglés).





Esta sección te ayuda a:


1.- Comprender la importancia de conocernos para vencer el estrés.

2.- Saber qué hacer.





Autoconocimiento y bienestar.

¿Te estás preguntando, cómo puedo eliminar el estrés?
¿Qué puedo hacer para sentirme bien?
¿Cómo encontrar la causa de mi estrés?

El primer paso para sentirnos bien y resolver nuestros problemas es darnos cuenta de lo que nos sucede, de nuestras emociones y nuestros pensamientos.

Aunque parece sencillo, no siempre lo es.
Nuestros pensamientos son tan rápidos y automáticos, que con frecuencia no nos damos cuenta de ellos.

No siempre reconocemos nuestros sentimientos.
En ocasiones los negamos porque desde pequeños nos enseñan a reprimir algunos por "inaceptables" o "inadecuados" para los niños "buenos".

O nos distanciamos e insensibilizamos ante ciertas emociones, porque queremos evitar el sufrimiento.

Pero a la larga, el negarlos o evitarlos, causa mayores problemas.
Es como tratar una infección o absceso, sólo con analgésicos para disminuir el dolor.

Sólo si conocemos al enemigo con el que nos enfrentamos, podemos encontrar la manera de vencerlo.

El segundo paso, es analizar la situación y pensar en las diferentes opciones para resolverlo.

El tercero es buscar información o ayuda, cuando es necesario.

Y el cuarto es actuar, actuar y actuar, todas las veces que sea necesario.

El resultado vale la pena.

Todos podemos tener una vida mejor.





¿Qué hacer?


Revisa con cuidado el artículo sobre las diferentes situaciones que te pueden estar provocando estrés.

Determina que áreas o aspectos son los que más te afectan en estos momentos.

Puedes hacerlo de diferentes maneras:

Registra tus actividades, horarios y personas con las que te relacionas.
Puedes hacerlo de manera general o escoge algún día que te hayas sentido estresado y revisa todo lo que hiciste durante ese día.

Hazlo por escrito.

Anota como te sentías en cada situación y con cada persona.
Si tuviste algún problema en especial, descríbelo.
Si te es posible, escribe lo que pensaste en los momentos en que te sentiste estresado o enojado.

Después de varios días, trata de leerlo como si estuvieras leyendo sobre otra persona y descubre que elementos hay en común.

¿Qué tan frecuentemente te enojaste o te sentiste triste, tenso, angustiado, etc.?
¿Con que personas te sientes mal o incómodo?
¿En qué lugares?
¿En qué situaciones?

Si te es difícil hacer esto último, pídele ayuda a alguien en quien confíes, pero acepta sus comentarios sin enojarte.

No olvides que el estrés que se inicia en un área de tu vida, puede repercutir en otras.
Trata de detectar cual fue la causa inicial.

Otra opción es:

Escoge un momento en el que estés más o menos tranquilo.
Relájate utilizando alguna de las técnicas de relajación o respiración.

Con los ojos cerrados, imagínate en diferentes situaciones de tu vida diaria.
Observa en que momentos empiezas a estresarte o a enojarte.
¿Qué recuerdos o qué personas te provocan estrés, enojo o malestar?
Anótalos.

Recuerda que el alcohol o la droga pueden hacer que te sientas bien de momento, pero no ayudan a solucionar los problemas.
Los aumenta.
Es sólo una manera de tratar de escapar de la situación, que te va a provocar nuevas dificultades.

Consulta ideas, pensamientos, creencias y estrés para ver cómo nuestros pensamientos influyen directamente en el estrés y estilos de pensamiento para analizar algunos de los errores en nuestro estilo de pensamiento, que nos dificultan encontrar la solución.

¿Has tratado de resolver un problema y no haz obtenido los resultados que deseabas?
¿Quizás es el momento de tratar de hacer algo diferente.
De cambiar tu conducta y las soluciones que has intentado o de modificar tu actitud ante ellas

Es el momento.
¡Rectificar es de sabios!







Psic. Silvia Russek
Lic. En Psicología Clínica.
Diplomado en Terapia de Pareja.
Especialidad en Terapia Cognitivo Conductual.
Terapia por Internet, por videoconferencia.
Citas:
e-mail:.bienestar.e@gmail.com

Visita el blog mi bienestar
haciendo click en la foto:








¿Sobre qué temas te gustaría leer?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


¿Puedes calificar este artículo, por favor?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.







Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.






Hola. Tú me conoces.
Soy Silvia Russek.
Tengo más de 35 años de experiencia
Este blog tiene más de 200,000 visitantes mensuales.



Adquiere mi libro


¡Bájalo Ya!




¿Estás viviendo
una situación difícil?

¿Necesitas ayuda,
un consejo
o una terapia?



Consúltame.
Escribeme a:
bienestar.e@gmail.com




¿Te sientes así?





Rompe las cadenas que te impiden lograr el bienestar.





Mi libro:
"Volver a Vivir,
Volver a Reír"


te da el
bienestar y satisfacción
que estás buscando.

Visita la página:

www.vencelacrisis.com.




Visita la página:

Recupera a tu esposa.