¿Eres perfeccionista?




Querer mejorar o hacer las cosas bien, es un deseo saludable que nos ayuda a crecer y nos permite disfrutar de la vida y del éxito. Querer ser perfectos, es una actitud que nos hace sufrir, nos vuelve vulnerables a la critica y nos hace vivir constantemente estresados.



¿Crees que perfección es = a éxito?



¿Crees que se puede lograr la perfección?




"Esforzarse por lograr la excelencia te motiva, esforzarse por lograr la perfección te desmoraliza".
Harriet Braiker (Psicóloga y escritora americana).






Cuestionario sobre perfeccionismo.



Aparentemente, el perfeccionismo nos lleva a perseverar para mejorar y alcanzar nuestras metas.
Sin embargo, es una trampa que nos ponemos a nosotros mismos.

Dado que no existe el ser humano perfecto, luchamos por alcanzar un nivel inalcanzable y al no lograrlo, nos desgastamos y devaluamos inútilmente.

El perfeccionismo niega la realidad, porque el ser humano es imperfecto por naturaleza.
Para ser perfecto, debería hacer siempre, siempre, perfectamente bien, todo lo que hace, sin cometer ningún error.
Y esto no sucede, ni siquiera en un solo aspecto de su vida.
El mejor médico, deportista, electricista, etc., comete muchos errores en su profesión, a lo largo de su vida.
Y si esto sucede en el área en que se especializa, con mayor razón, en todas las demás áreas.

Sin embargo, con frecuencia no nos damos cuenta del nivel de perfeccionismo que manejamos y pensamos, equivocadamente, que nuestra actitud es la correcta para hacer bien las cosas.

Cuando somos perfeccionistas:

  • Vivimos más estresados,

  • somos más vulnerables a la crítica de los demás y de nosotros mismos,

  • tendemos a culparnos y castigarnos fácilmente,

  • evitamos las actividades en las que no estamos seguros de tener éxito,

  • nos frustramos fácilmente,

  • nos volvemos intolerantes hacia los demás y hacia nosotros mismos,

  • etc.






A continuación te presento una serie de preguntas.
Responde sí o no a cada una de ellas con total honestidad.
No se trata de ver si estas "bien" o "mal", no te vas a calificar a ti como persona.

Se trata de ver si es necesario que aprendas a modificar una parte de tu actitud, para que puedas obtener mejores resultados de tu conducta y de tu calidad de vida.


  1. ¿Piensas que si no te exiges mucho, no das lo mejor de ti?

  2. ¿Crees que disculpar los errores, facilita que se vuelvan a cometer?

  3. ¿Si alguien hace algo mejor que tú, sientes que fracasaste, aunque tú lo hayas hecho bien?



  4. ¿Aun cuando obtienes buenos resultados, a veces te sientes descontento con ellos?

  5. ¿Odias quedar en segundo lugar?

  6. ¿Piensas que sólo siendo el mejor, puedes tener el respeto y el cariño de los demás?



  7. ¿Crees que te exiges más que la mayoría de la gente?

  8. ¿Te pones de muy mal humor, ante cualquier muestra de impuntualidad?

  9. Imagínate que tienes muchas cosas pendientes para el fin de semana y no las terminas todas, porque te sentiste mal o porque vino de visita un amigo al que no habías visto en mucho tiempo.
    ¿Te regañaría por no haber hecho todo lo que tenías que hacer?



  10. Si alguien te pide que hagas algo que nunca has hecho y al entregarlo, la persona no alaba ni critica tu trabajo y sólo te comenta, muy amablemente, algunos errores. ¿Supones que esa persona se llevó una mala impresión de ti?

  11. ¿Te enojas cuando alguien mueve las cosas de "su lugar"?

  12. ¿Evitas hacer actividades o tareas en donde crees que los resultados no van a ser muy buenos?



  13. ¿Evitas las situaciones o actividades en las que puedes hacer el ridículo o cometer errores?

  14. ¿Crees que te comprometes con lo que haces y con la manera en cómo lo haces, más que la mayoría de la gente?

  15. ¿La gente te dice que eres muy duro contigo mismo?



  16. ¿Cometer un error, puede ponerte de mal humor durante todo el día?

  17. ¿Tener éxito en todo lo que haces, es una de tus principales prioridades en la vida?


De la lista de afirmaciones que te presento a continuación, señala si estás de acuerdo o en desacuerdo, con cada una de ellas.

  1. Creo que lo que obtenemos en la vida, refleja nuestro valor como personas.

  2. Nuestras metas siempre deben ser inalcanzables, para obligarnos a dar lo mejor de nosotros mismos.

  3. Mientras más éxito y menos errores tenga, mayor la cantidad de personas que me quieren y respetan.



  4. Aunque me tarde más, repaso todos los detalles, para estar seguro de que los resultados van a estar perfectos.

  5. No tengo paciencia, para la gente que se conforma con hacer las cosas más o menos bien.

  6. Cuando me equivoco o hago las cosas mal, pienso que la gente va a pensar que soy incapaz.



  7. En la mayoría de las cosas que hago, se que sólo hay una manera correcta y una incorrecta de hacerlo, por lo que mi única opción aceptable, es hacerlo correctamente.

  8. Prefiero trabajar más y hacer las cosas a mi manera, que permitir que otras personas las hagan y que no queden bien.

  9. Pienso que conformarse con ser "como la mayoría", es inaceptable para mí.



  10. Con frecuencia me estreso, aun si tengo que realizar actividades poco importantes.

  11. Me preocupa que mi pareja o amigos, se den cuenta de todos mis defectos.

  12. Me da coraje no poder alcanzar todo lo que me propongo.



  13. Creo que cualquier persona puede mejorar constantemente, en todo lo que hace.

  14. Si varias cosas me salen bien, pero una no obtuvo los resultados que yo quería, no puedo disfrutar del éxito de las demás, hasta ver que sucedió y por qué fallé.

  15. A veces pospongo una actividad o una cita con alguna persona, porque quiero que todo salga muy bien y pienso que no es el mejor momento.



  16. Con frecuencia siento que si me hubiera esforzado un poco más, podría haber obtenido mejores resultados.

  17. Con frecuencia me siento incompetente e incapaz porque no alcanzo mis expectativas.


Suma cuantas veces contestaste "Si" a las preguntas y "de acuerdo" ante las afirmaciones.

Si tu respuesta fue afirmativa en 5 ocasiones, para cualquiera de ambos grupos, posiblemente tu actitud es perfeccionista.

Seguramente, si eres perfeccionista, estás convencido de que si dejas de serlo, tu rendimiento bajará.
Esta es una creencia equivocada.

El éxito y la constancia no dependen del perfeccionismo, sino de la motivación y la disciplina y éstas pueden basarse en muchos otros elementos que no sean desgastantes y estresantes, física y emocionalmente, como el perfeccionismo.




Psic. Silvia Russek.
Lic. En Psicología Clínica.
Diplomado en Terapia de Pareja.
Especialidad en Terapia Cognitivo Conductual.

Terapia por Internet, por videoconferencia.
Citas:

e-mail: bienestar.e@gmail.com


Visita el blog mi bienestar

haciendo click en la foto:









¿Sobre qué temas te gustaría leer?

Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.



¿Puedes calificar este artículo, por favor?

Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.






Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.







Hola. Tú me conoces.
Soy Silvia Russek.
Tengo más de 35 años de experiencia
Este blog tiene más de 200,000 visitantes mensuales.



Adquiere mi libro


¡Bájalo Ya!




¿Estás viviendo
una situación difícil?

¿Necesitas ayuda,
un consejo
o una terapia?



Consúltame.
Escribeme a:
bienestar.e@gmail.com




¿Te sientes así?





Rompe las cadenas que te impiden lograr el bienestar.





Mi libro:
"Volver a Vivir,
Volver a Reír"


te da el
bienestar y satisfacción
que estás buscando.

Visita la página:

www.vencelacrisis.com.




Visita la página:

Recupera a tu esposa.