Cómo superar un divorcio.


Saber cómo superar un divorcio, es sólo el primer paso que debemos dar. Más adelante debemos esforzarnos por dejar ir el resentimiento y el coraje, para poder reconstruir una nueva vida. 






¿Estás divorciado?

Supera tu sufrimiento.


"A veces nuestro destino semeja un árbol frutal en invierno.
"El que no te quiere como eres, no merece que lo recuerdes". Niki Lauda (Piloto austríaco de Fórmula 1. Campeón del mundo).




Inicia un nuevo camino.


Con frecuencia nos cuesta mucho trabajo soltar la relación que está terminando y empezar el proceso de sanación porque creemoc, equivocadamente que nunca vamos a encontrar otra pareja que nos quiera.

Pensar así es un gran error. Si realmente terminamos con esta relación y cortamos sanamente con el lazo afectivo que nos ata a ella, vamos a estar abiertos y listos para entablar nuevas y mejores relaciones. El problema surge cuando seguimos atados emocionalmente a nuestra axpareja y llenos de emociones negativas que no nos permiten relacionarnos con otras personas y que provocan que cuando dichas personas nos ven, se dan cuenta de la carga emocional y del malestar que venimos arrastrando.


A continuación vea a encontrar algunos consejos que te van a ayudar a reestablecer de nuevo tu vida:

1.- Cuando estamos viviendo los problemas de un divorcio podemos tener problemas en otras áreas de nuestra vida. Esto puede darse porque con la tensión y angustia la memoria falla.
Haz una lista con las cosas que necesitas hacer, números de teléfono, de cuentas importantes, etc. y recurre a ella siempre que lo necesites.


2.- Busca cómo facilitarte la vida.
 Cuando te sientas mal, date unos minutos o haz una cita contigo mismo para más tarde, para contactar con tus sentimientos y pensamientos.
Si te es posible, escríbelos, pero sin analizar en ese momento lo que estás escribiendo.
También es recomendable llevar un diario personal, en donde escribas todo lo que te sucede, piensas, sientes y deseas, pero sin juzgar o criticar.




3.- Apóyate en tus amistades, pero elije con cuidado las que tengan la capacidad de escucharte, respetar tus emociones y apoyarte.

No vivas solo estos momentos difíciles. No te aísles. Si tus amigos o familiares te buscan, ve con ellos. Tú eliges si quieres hablar de lo que te sucede o no. Si no te buscan, háblales tú.

 No dejes que un falso orgullo te mantenga alejado de la gente que es importante para ti.
Estar solo en ciertos momentos es deseable y positivo, pero aislarse, no lo es. 


4.- Si tienes hijos, busca la información adecuada para ayudarlos a vivir un proceso que es doloroso y que puede ser incomprensible para ellos, no importa cuántas veces se los explicaste.


5.- Evita caer en el perfeccionismo o en la necesidad de demostrar que eres muy fuerte e independiente. No necesitas demostrarle nada a nadie, ni siquiera a ti mismo.

6.- Recuerda siempre que el divorcio no dice nada malo de ti. Simplemente representa la necesidad de terminar con una situación que te hacía sufrir, que ya no te convenía o que en realidad no merecía la pena, (aunque de momento no lo veas así). 

·        

7.-Cuídate. Aliméntate sanamente, haz ejercicio, procura dormir o descansar lo mejor posible y busca siempre que puedas, la oportunidad de reír. Se ha demostrado que la risa es una de las mejores medicinas y es GRATIS.


8.- Aprende a vivir sin tu ex-pareja.
Haber amado o necesitado a alguien, no significa no poder vivir sin esa persona. La vida no termina porque alguien se va, aunque de momento así nos parece. Tienes mucho tiempo por delante y puedes hacer muchas cosas en ese tiempo, entre ellas, encontrar a alguien que te quiera como te mereces.
 
El que tu ex-pareja haya hecho toda una serie de cosas por o para ti, no quiere decir que tu no puedes hacerlas o aprender. A medida que las vayas haciendo, vas a adquirir más confianza y te sentirás mejor.


9.- No te involucres con una nueva pareja, hasta que realmente estés recuperado y hayas sanado tus heridas y trabajado tus emociones.
Puede ser muy tentador buscar una nueva relación que nos "haga" sentir bien: queridos, necesitados y respetados. Pero si no hay una buena elaboración personal de todo lo que implica el divorcio y no aprendemos de lo que sucedió, pronto podemos tener los mismos problemas o similares.




Psic. Silvia Russek
Lic. En Psicología Clínica.
Especialidad en Terapia de Pareja.
Especialidad en Terapia Cognitivo Conductual.

Terapia por internet, a través de videoconferencia.
Informes en http://www.crecimiento-y-bienestar-emocional.com/terapia.html o en
bienestar.e@gmail.com

 








 ¿Sobre qué temas te gustaría leer?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


¿Puedes calificar este artículo, por favor?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.





Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.


Hola.
Tú me conoces.
Soy Silvia Russek.



¿Estás viviendo
una situación difícil?

¿Necesitas ayuda,
un consejo
o una terapia?

Consúltame.
Escribeme a:
bienestar.e@gmail.com