Cómo disfrutar de la vida.



¿Te preguntas, cómo disfrutar de la vida?

Descubre cómo vivirla, para que la goces, constantemente.

La felicidad está dentro de ti. Encuéntrala.




¿Sabes, disfrutar de la vida?



Tú puedes aprender a hacerlo.



"Si aprendemos a disfrutar de la vida, ahora es el momento, no mañana o el año que viene… El día de hoy debe ser siempre nuestro día más maravilloso". Thomas Dreier. (Escritor y publicista americano).





¿Qué significa, disfrutar  de la vida?


Todos tenemos problemas y todos vivimos situaciones difíciles, en diferentes momentos de nuestra vida. Sin embargo, aun en esos períodos, nuestra vida está llena de aspectos positivos que, si tenemos consciencia de ellos, nos permiten disfrutar de ella y apreciarla.


Disfrutar de la vida es una actitud basada y establecida a partir de una decisión y en un trabajo personal. Sin embargo, no existe una fórmula que nos pueda servir a todos por igual para poder desarrollarla, ya que, para cada uno de nosotros, la felicidad significa algo diferente y cada persona la encuentra de forma distinta, según su manera de ser y de pensar, pero definitivamente, para que sea duradera, debe venir de nuestro interior y no del exterior.


Disfrutar de la vida, es vivirla plenamente, con consciencia y con un sentimiento de plenitud y bienestar.




¿Por qué, a veces, nos cuesta trabajo disfrutar de la vida?


Existen diferentes razones, entre las que encontramos que:

1.    Casi siempre queremos algo más o algo distinto a lo que tenemos o deseamos lo que tienen los demás, pensando que con eso vamos a ser mejores o a vivir más felices. Pocas veces nos conformamos y apreciamos lo  que tenemos.

 

2.    Esperamos que todo se nos dé, de manera fácil y sin tener que hacer un gran esfuerzo, lo que nos provoca un continuo malestar.

 

3.    Tenemos heridas del pasado que no hemos podido o sabido sanar y que nos siguen causando dolor.

 

4.    No sabemos vivir en el presente. Vivimos constantemente recordando situaciones negativas del pasado, sintiéndonos tristes o culpables y pensando “si hubiera” o preocupándonos del futuro.

 

5.    Hemos desarrollado o aprendido una actitud negativa ante la vida, que no nos permite ver los aspectos positivos.

 

6.    Nuestra vida no tiene un sentido y un significado, por lo que sentimos un vacío que no sabemos llenar o que nos lleva a vivir una vida rutinaria y sin ilusión.

 

7.    No nos damos el tiempo, porque con frecuencia, queremos o tenemos que abarcar demasiadas cosas o actividades.

 

8.    Tendemos a caer en una actitud de víctimas, en donde sentimos que siempre estamos sufriendo o viviendo una situación desagradable, ante la que no tenemos solución.




¿Qué puedes hacer?

Empieza tu día sonriéndote al espejo y sonríele a toda la gente que puedas, independientemente de que la conozcas o no.

Acepta que se pueden disfrutar las cosas y los detalles pequeños, así como los breves momentos que conforman tu vida. No tenemos que esperar a vivir grandes eventos para poder gozarlos.


Busca estar en contacto con personas o actividades que te hagan reír o sonreír. Aléjate de las personas negativas y busca a aquellas que son optimistas e interesantes y que te enriquecen.

Reconoce las maravillas del mundo que te rodea. Busca y admira la creatividad del universo y la gran diversidad de todo lo que existe y deja que tus sentidos lo perciban libremente y lo puedan gozar.


Aprende cosas nuevas y ten experiencias que nunca has vivido, pero hazlo con la mente abierta y sin miedo ni actitud crítica.  

Haz ejercicio, ya que éste libera endorfinas que producen sensaciones placenteras.


Descubre qué es lo que realmente te gusta hacer a ti y hazlo.

Haz una lista de todas las actividades que realizas y marca aquellas que tienes que seguir realizando porque son parte de tus responsabilidades y obligaciones y no puedes abandonarlas. Revisa las demás y elimina aquellas que te producen malestar o tensión y no son indispensables en tu vida.


No te pongas expectativas demasiado elevadas, no te desanimes si no ves resultados de inmediato y sobre todo, no te des por vencido, independientemente de la situación que estés viviendo.

Desarrollar una actitud positiva, enfocada en disfrutar de lo que tenemos y de la vida, en general, requiere de tiempo y práctica, sobre todo en los momentos difíciles.

Ten siempre un pasatiempo que te de placer. Si en estos momentos no lo tienes, búscalo, ya sea probando con nuevas actividades o retomando algunas de las que realizaste en otra época de tu vida.


Evita que tu vida se vuelva rutinaria. Si tienes que hacer siempre las mismas actividades, busca hacerlas de una manera diferente. Desarrolla tu creatividad para darle la mayor variedad posible. Siempre se puede lograr un cambio o agregar algo nuevo o distinto.

No le tengas miedo al fracaso, velo como una manera de aprender y corregir tus errores, para poder alcanzar las metas que deseas. No te juzgues ni critiques, analiza tus conductas y corrígelas si están equivocadas.


No te enfoques en lo que te falta, hazlo en lo que posees. Aprende a agradecer todo lo positivo que sí tienes, independientemente de si lo consideras importante o no. La gratitud es una de las principales características que debemos aprender y llevar a cabo todos los días.

Desarrolla una actitud de apertura al cambio. Si le tienes miedo, trabaja en ese aspecto, para vencerlo, ya que el cambio puede darle mucha variedad y, por lo tanto, interés a nuestra vida.


Aprende a expresar, controlar y eliminar el estrés y las emociones negativas que son parte natural de la vida de cualquier persona.

Haz que la música sea parte de tu vida diaria. Escúchala, siempre que puedas, canta en voz alta o en tu mente y si puedes o lo deseas, aprende a tocar un instrumento.


Aprende a perdonar. El rencor sólo te daña a ti y no le hace nada a la persona con la que estás enojado.

No te preocupes por lo que crees que los demás piensan de ti. En primer lugar, no eres adivino, por lo que no puedes saber lo que están pensando y, en segundo, aun si es algo malo, no es más que su opinión subjetiva, no es una verdad absoluta, es un conjunto de palabras que sólo tiene valor, si tú se lo das.


Aprende a soltar. Deja ir los malos recuerdos, las experiencias dolorosas y aléjate emocionalmente de las personas que te han dañado.

Mantente activo y ten, siempre, algún propósito y algunas metas específicas que desees lograr y que te mantenga motivado.


Levántate todos los días pensando: “yo puedo”.

Aprende a aceptarte y a amarte.




Si deseas buscar algún artículo en especial,
escribe, en el cuadro que se encuentra a continuación,
la palabra que indique el tema que estás buscando
y da click en donde dice search.

advanced



Lic. Silvia Russek.
Lic. en Psicología Clínica.
Especialidad en Terapia de Pareja.
Especialidad en Terapia Cognitiva.
Terapia por Internet. por videoconferencia.
Citas:
e-mail: bienestar.e@gmail.com



¿Sobre qué temas te gustaría leer?
¿Puedes calificar este artículo, por favor?

Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.




Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.



Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.