Autoestima y perfeccionismo.



¿Puedes aceptar tus errores?






Evita el sufrimiento innecesario.




"Obsesionarse con la perfección, es como querer correr en el mar o nadar en el desierto".(Desconocido).




Esta sección te ayuda a:


1.- Comprender los resultados del perfeccionismo.

2.- Conocer algunos mitos relacionados con el perfeccionismo.

3.- Saber qué hacer.





Vence el perfeccionismo,
adquiere mayor libertad.



Aparentemente el perfeccionismo nos ayuda a lograr más y mejores cosas.
Pero independientemente de si nos damos cuenta o no, cuando somos perfeccionistas, pagamos un precio demasiado alto:

  • Vivimos tensos,

  • nos angustiamos con facilidad,

  • nos da miedo equivocarnos y cometer errores,

  • no disfrutamos de nuestros logros,

  • nos podemos sentir fracasados o inútiles con facilidad,

  • etc.

Con frecuencia negamos nuestro afán de perfección, bajo el lema de: "Me gusta hacer las cosas bien" o "Sólo dedicándole toda nuestra atención a lo que hacemos, podemos lograr y mantener el éxito".

Aparentemente estas frases parecen lógicas y verdaderas.

Pero existe una gran diferencia entre querer hacer las cosas lo mejor posible y mejorarlas cuando se puede, pero sin demasiada angustia o estrés y tener que hacerlas perfectas (porque si no, significa que soy poco valioso, importante, inteligente, etc.).

El perfeccionismo nos hace sufrir y "perder" muchos aspectos de nuestra vida.

¿Eres perfeccionista?

Responde a las siguientes preguntas, con la mayor honestidad posible.

  1. ¿Necesitas ser siempre el primero o el mejor?

  2. ¿Sientes que constantemente puedes o debes mejorar lo que estás haciendo o lo que ya terminaste?

  3. ¿Te sientes tenso o angustiado cuando te equivocas o ante la posibilidad de cometer un error?

  4. ¿Estas estresado continuamente?

  5. ¿Estás muy al pendiente y te preocupa la opinión de los demás?

  6. ¿Pospones las actividades o situaciones que te cuestan trabajo o en las que no estás seguro de tener éxito?

  7. ¿Revisas varias veces algo que ya terminaste?

Si contestaste si, a la mayoría de las preguntas, posiblemente eres perfeccionista.

El perfeccionismo puede ser el resultado de una baja autoestima.

Es un intento de demostrarnos y demostrarles a los demás, que somos capaces y dignos de ser valorados y apreciados.
Pero al mismo tiempo es uno de los principales obstáculos para aumentar y fortalecer nuestra autoestima.

¿Por qué?

Porque trabajar para tener una autoestima elevada, implica hacer cosas que no siempre nos van a salir bien.
Significa reconocer y aceptar nuestros errores.
Y darnos permiso de cometerlos.

El perfeccionismo está relacionado con:

  • La necesidad de tener la aprobación de los demás y de nosotros mismos.

  • El temor al rechazo.

  • Una actitud autocrítica, muy negativa.

  • Un pensamiento extremista, en donde sólo existe todo o nada, bueno o malo y no vemos puntos intermedios.

  • La percepción equivocada de nosotros mismos y de la realidad, al creer que es posible que todo lo que una persona hace, salga siempre bien.

  • Calificar los errores como fracasos.

  • Calificarse y valorarse como persona, en función de los éxitos o fracasos que tenemos.



regresar al índice.




Mitos y realidades del perfeccionismo.


Existen una serie de mitos que mantienen el perfeccionismo.

Mito:
Pensar que si dejamos de buscar la perfección, automáticamente caemos en la desidia y la irresponsabilidad.

Realidad:
Esta forma de pensar es extremista, porque sólo ve dos posibilidades:
Perfección o irresponsabilidad.

Entre ambos extremos, existen muchos puntos intermedios.
Es importante trabajar para lograr nuestras metas y hacerlo buscando buenos resultados, esforzándonos y buscando mejorar, pero sin caer en el extremo y sin considerar que mi valor como persona depende del éxito o fracaso que resulte.

Mito:
No tendría el éxito que tengo, si no me esforzara por hacer las cosas perfectamente bien.

Realidad:
Hay muchísimas personas exitosas que no son perfeccionistas.
El éxito depende del talento, las habilidades y el conocimiento.

Mito:
El perfeccionista logra todo lo que desea.

Realidad:
Muchas veces el perfeccionismo nos limita.
La necesidad de hacer todo perfectamente bien, nos quita mucho tiempo.
Además, ante la posibilidad de fracasar, la gente perfeccionista puede posponer y dejar de actuar.

Es difícil dejar de ser perfeccionista, porque:

  • Lo nuevo nos genera ansiedad y no estamos dispuestos a tolerarla o no sabemos manejarla,

  • tenemos miedo de perder el respeto y admiración de los demás,

  • está muy reforzado por la sociedad y la gente que nos rodea, ya que mucha gente lo considera, equivocadamente, la base del éxito.



regresar al índice.




¿Qué hacer?

El primer paso para cambiar un hábito es aceptarlo.
Sin embargo, la aceptación es sólo nuestro punto de partida.
Necesitamos trabajar todos los días en el fortalecimiento del nuevo hábito, hasta que éste sustituya al anterior.

Haz una lista del costo que el perfeccionismo ha tenido en tu vida.

¿Qué cosas has dejado de hacer, por enfocarte en lograr la perfección en ciertas actividades?
¿Qué tan tenso, malhumorado o angustiado vives?
¿Te has vuelto un adicto al trabajo?
¿Duermes poco o mal, pensando en lo que tienes que hacer para mejorar tu trabajo u otras actividades?
¿No te das tiempo para comer bien, estar con tus amistades o familia o para descansar y divertirte?

No es fácil vernos a nosotros mismos para reconocer nuestra autoestima baja y aceptar nuestras debilidades y limitaciones.


Se necesita valor, pero puede ser la llave del éxito y el bienestar.

Revisa los errores que has cometido durante tu vida de adulto (seguramente no recordarás la mayor parte) y ve cuales han tenido consecuencias terribles.
La mayor parte de los errores que tememos cometer, no traen consecuencias muy negativas y si es necesario, podemos corregirlos.

Reconoce que cometer errores es una característica del ser humano.
Es imposible saber todo y hacer todo bien.

Recuerda que lo realmente valioso no es evitar los errores, sino aprender de ellos y sobreponerse y que tu valor personal no depende de tus logros.
Depende de lo que implica ser una persona:
Del potencial y las capacidades que todos los seres humanos tenemos:
Pensar, sentir, aprender, vivir con consciencia, relacionarnos, darle un sentido y un significado a nuestra vida, etc.

Analiza la diferencia entre tratar de mejorar, cuando nos es posible y tener que hacer las cosas perfectas.
Trata de analizar tus expectativas y de replantearlas.

Ante una situación que no resultó como querías, ¿puedes separar lo bueno de lo malo?
Haz una lista de tus limitaciones y acéptalas como una parte de ti, sin devaluarte por ello.

Establece metas que sean alcanzables para ti y no te compares con los demás.
Pon un límite razonable de tiempo y energía para el logro de tus objetivos.
Aprende a manejar la crítica de los demás y disminuye la propia.

Vive el momento presente.
Puedes tener un proyecto a mediano o largo plazo y trabajar en él, pero no permitas que tu mente viaje por el mundo de "y si":
Y si no resulta como deseo.
Y si fallo, ¿qué va a decir…?
Etc.

Recuerda que no eres lo que haces.
Eres una persona que hace algunas cosas bien, otras regula y algunas mal, como todos los seres humanos en este mundo.

En los artículos sobre el estrés y nuestros pensamientos, nuestras preocupaciones y cómo vencerlas, encontrarás información que te puede ayudar.

Revisa también los artículos sobre Ideas, pensamientos, creencias y estrés, nuestro estilo de pensamiento equivocado y cómo modificarlo.

La siguiente información puede serte de gran utilidad:
Desarrolla tu fuerza de voluntad, aprende a manejar la falta de motivación y la poca tolerancia a la frustración y enfréntate al miedo al cambio, al fracaso y al éxito.






Psic. Silvia Russek
Lic. En Psicología Clínica.
Diplomado en Terapia de Pareja.
Especialidad en Terapia Cognitivo Conductual.

Terapia por Internet, por videoconferencia.
Citas: e-mail: bienestar.e@gmail.com

Visita el blog mi bienestar
haciendo click en la foto:










¿Sobre qué temas te gustaría leer?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.


¿Puedes calificar este artículo, por favor?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.






Recuerda:

El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.

Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.






Hola. Tú me conoces.
Soy Silvia Russek.
Tengo más de 35 años de experiencia
Este blog tiene más de 200,000 visitantes mensuales.



Adquiere mi libro


¡Bájalo Ya!




¿Estás viviendo
una situación difícil?

¿Necesitas ayuda,
un consejo
o una terapia?



Consúltame.
Escribeme a:
bienestar.e@gmail.com




¿Te sientes así?





Rompe las cadenas que te impiden lograr el bienestar.





Mi libro:
"Volver a Vivir,
Volver a Reír"


te da el
bienestar y satisfacción
que estás buscando.

Visita la página:

www.vencelacrisis.com.




Visita la página:

Recupera a tu esposa.